España se ha quedado en octavos del Mundial de Rusia. Un resultado decepcionante y que no cumple ni mucho menos con las expectativas. Fuera de forma y sin apenas ideas, la Selección no ha brillado como en la preparación en ninguno de los encuentros disputados. Tras el fracaso ante el combinado ruso, las críticas han llovido sobre el combinado nacional y con un culpable mayoritario: Luis Rubiales.

Noticias relacionadas

Y es que el presidente de la RFEF ha impuesto una actitud completamente bélica contra el Real Madrid en este mes y medio que lleva en el cargo. Así ha quedado reflejado en todos y cada uno de sus actos. Desde el cese de Lopetegui hasta sus contradicciones en las declaraciones a la prensa. Luis Rubiales ha perdido la credibilidad y su intención de atacar y dañar la imagen del club merengue son sus objetivos primordiales.

Luis Rubiales y Julen Lopetegui

LAS MENTIRAS TRAS EL CESE DE LOPETEGUI

El Real Madrid anunció el fichaje de Lopetegui y recibió el visto bueno de la Federación. Rubiales conocía las negociaciones y en ningún momento se opuso a esa incorporación. Fue entonces cuando recibió el consejo de su corte de periodistas y del Barcelona. La única solución que tomaron fue la de cesar fulminantemente y sin razón al seleccionador.

Tras esa nefasta rueda de prensa, las contradicciones del máximo mandatario del fútbol español le retrataron. La rueda de prensa se retrató más de una hora y ya se notaba la tensión. Pero fue durante el turno de preguntas cuando quedó en evidencia. Los comunicados emitidos de por la Federación habían sido modificados de un día a otro. Se pasó de felicitar al técnico a despedirse con una sarta de mentiras. Una muestra de que Rubiales no tenía mayor afán que el de despedir a Lopetegui por haber firmado por el Real Madrid. En otros casos en la historia nunca había pasado, pero en ninguno de ellos el club implicado era el de Chamartín.

rubiales

SIN RASTRO DE SUS PRINCIPIOS

El discurso de Luis Rubiales para llegar hasta la presidencia de la RFEF estaba basado en la crisis económica que el organismo del fútbol español estaba viviendo. Había que dejar de gastar y esa era su intención. Pero con el cese de Lopetegui esas intenciones han quedado completamente desmontadas. Si el Real Madrid iba a realizar una inversión de cerca de dos millones de euros para poder liberar al entrenador, con el despido del vasco quedó directamente libre para poder firmar por la entidad blanca.

Es decir, pasó de poder ingresar varios millones de euros a incrementar las dificultades económicas de la RFEF. Cerca de tres millones y medio podría tener que pagar la Federación a Lopetegui por haberle despedido y, por tanto, incumplir el contrato que habían firmado anteriormente de renovación.

El Juvenil A luce una camiseta de apoyo a Gelabert en la final contra el Atlético

LA VERGONZOSA PROHIBICIÓN SOBRE GELABERT

Lo peor de la guerra que ha abierto Rubiales contra el Real Madrid se pudo ver hace unos días, a unas horas de que comenzara la gran final de la Copa del Rey Juvenil. El Real Madrid se enfrentaba al Atlético por el título y los de Guti pensaron en hacer una especie de homenaje a un César Gelabert que había sufrido una dura lesión de seis meses de baja el mismo viernes.

Rubiales actuó en contra, una vez más, del cuadro de Concha Espina. Prohibió que se luciera una camiseta con el mensaje de 'ánimo César' y desató un verdadero revuelo mediático. Las críticas, totalmente merecidas, se dirigieron a la RFEF. Ante esa respuesta de aficionados al fútbol en general, el presidente dio un paso atrás y rectificó.

Fernando Hierro, consuela Sergio Ramos Foto: Twitter (@SeFutbol)

SIN AUTOCRÍTICA TRAS EL FRACASO DEL MUNDIAL

España solo ha conseguido ganar un encuentro. Ha logrado tres empates y solo uno válido: el de Portugal. Ni a Rusia ni a Marruecos se les ha logrado ganar, dejando una pésima imagen de la Selección. Pese a ello, no ha habido ninguna autocrítica tras el final del Mundial. Las declaraciones de los cargos de la Federación, con Rubiales a la cabeza, fueron casi nulos una vez finalizada la tanda de penaltis. 

Pero el discurso, cuando llegó, apenas mostró algo de arrepentimiento. Rubiales volvió a defender el cese de Lopetegui para poner en valor los principios de la Federación. Gestos y palabras que dejaban claro que no tenía ni la más mínima intención de hacer lo mejor para la Selección. Su único objetivo era echar a Lopetegui para demostrar su autoridad.

Lopetegui durante una charla a la plantilla de la Selección. Foto: Facebook (@sefutbol).

SE QUEDA SOLO EN LA SELECCIÓN

Estar en contra del cese de Lopetegui no es simplemente cosa del Real Madrid, sus jugadores y sus aficionados. Lejos del cuadro merengue hay opiniones muy similares: el técnico vasco no debía haber sido despedido. Jugadores del Atlético de Madrid y del Barcelona han dejado claro que esa decisión del presidente de la Federación fue un tremendo error.

Muy duros han sido en la escuadra rojiblanca. Saúl o Koke, representantes del cuadro colchonero en la Selección, han mostrado su desacuerdo con el cese de Lopetegui y han señalado ese movimiento como una de las claves del fracaso en Rusia.