Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, fue entrevistado en el programa El Larguero de la Cadena SER tras el paso de España a octavos de final del Mundial como primera de su grupo, algo que hará que el equipo español se enfrente a Rusia y quede encuadrada en el lado débil del cuadro. 

Noticias relacionadas

REFUERZO DE SU POSICIÓN DE PODER

El presidente ya salió mal parado desde prácticamente su llegada al cargo, momento en el que despidió a Lopetegui sin ningún tipo de justificación pese a ni siquiera contar con el apoyo de los jugadores, tal y como demuestran las palabras de Saúl. En relación a su cargo, Rubiales afirmó que tiene "una responsabilidad como presidente" por lo que prefiere "dejar lo deportivo a Hierro" algo que se contradice con sus actuaciones en el pasado.

ESPAÑA, NUEVA FAVORITA EN LAS APUESTAS

Sobre la nueva posición de España en las apuestas, la cual ha ascendido al primer puesto después de la debacle de selecciones como Alemania o el sufrimiento de favoritas como Argentina, no quiso mojarse y solo aseguro que "es un indicativo". "Las ilusiones de los jugadores están intactas", comentó poco después con la clara intención de intentar esquivar la pregunta.

LA CONTINUIDAD DE HIERRO

Continuando con su mentalidad de no contestar a lo que se le preguntaba, Rubiales afirmó que "lo importante" es lo que se jugarán "ahora". Tras estas declaraciones, aseguró: "Ni Hierro quiere hablar del tema". Aun así, quiso demostrar sus agradecimientos al exjugador del Real Madrid por haberse hecho cargo del equipo en una situación tan complicada: "Lo justo con Fernando es darle las gracias" ya que lo ha hecho con una "gran generosidad".