Se vuelve a repetir la misma canción para Keylor Navas, que vive en un bucle constante desde que es portero del Real Madrid. Su continuidad está en tela de juicio siempre que llega la época y, por ende, el mercado estival. En 2015 ya estuvo muy cerca de abandonar la entidad de Concha Espina para poner rumbo a Manchester y, de paso, dejar la meta en manos de David De Gea. Sin embargo, el famoso fax le salvó su vida deportiva en el equipo blanco. 

Noticias relacionadas

No obstante, se antoja un verano intenso para el costarricense. Y es que, desde un primer momento, las sensaciones no han sido buenas para el tico que, aunque quiere quedarse cueste lo que cueste, ha visto como dos de sus principales apoyos han abandonado la disciplina del Real Madrid. 

ZIDANE, SU VALEDOR

La salida del técnico francés dejó muy tocado al cancerbero costarricense. Su exentrenador fue el que más apostó por él durante su etapa en el Real Madrid. De hecho, Zidane ha provocado que el fichaje de Kepa por el conjunto blanco se parase porque no quería perjudicar a Keylor. Un frenazo que dio vida a un futbolista que siempre anda en la cuerda floja. 

Zidane, en rueda de prensa

Pero ahora Zidane ya no está y el hombre que intercedió por él no puede salvarle una vez más. Tendrá que trabajar para convencer al nuevo propietario del banquillo merengue. Una nueva etapa para Keylor Navas. 

EL DESCUBRIDOR

Pero la salida de Zidane no es el único varapalo para el guardameta de Costa Rica. En los últimos días, Keylor Navas ha visto cómo otro de los hombres que le protegía se marchaba rumbo a la Real Sociedad. Lo desconocido se cernía sobre el portero, que veía como dos de sus pilares en el Madrid dejaban la Casa Blanca. 

Luis Llopis, entrenador de porteros madridista hasta este curso, ha hecho las maletas y se ha marchado a la Real Sociedad con el fin de cumplir nuevos retos. Una baja sensible para Keylor, pues Llopis es, además de otro de sus valedores, su descubridor. Cuando el técnico militaba en el Levante, vio en el costarricense algo especial y único. Tanto es así que no dudó en incorporarlo al conjunto granota. 

LOS FICHAJES DE LUNIN Y ALISSON

Pese a que la incorporación de Alisson no se ha hecho efectiva aún, las informaciones apuntan a que el cancerbero brasileño vestirá los colores del conjunto madridista de cara a la próxima temporada. La competencia ha llegado para Keylor Navas y puede que por partida doble, con la incorporación del ucraniano.

Alisson Becker, en la órbita del Real Madrid. Foto: Twitter (@Alissonbecker)

Además, en caso de que el traspaso de Alisson no se realizase, los blancos se guardan la opción Courtois en la recámara. Un portero que no ha dejado de lanzar guiños al club madridista, aunque ha visto cómo su rendimiento ha decrecido en el último curso. Por su parte, el joven ucraniano, Andriy Lunin, podría marcharse cedido a un equipo de LaLiga con el fin de foguearse, pero ya supone una amenaza más para el futuro de Keylor Navas. 

LA DECISIÓN DE LOPETEGUI

La salida de Zidane ha dado paso a Julen Lopetegui como entrenador del Real Madrid. Un fichaje convulso que recala en el club con el fin de seguir los pasos que dejó el francés, aunque puede que no todos. La esperanza de Keylor es trabajar al máximo para convencer al técnico vasco, que será el que tenga la última palabra para alinear o no al tico o, en su defecto, deshacerse de él. 

De hecho, el propio Navas lo ha expresado en los últimos días. Su deseo es convencer al flamante técnico madridista para seguir cumpliendo el que fue su sueño desde niño, jugar en el Real Madrid. Para ello el meta deberá esforzarse al máximo para que tanto el técnico como el club cambien de opinión y, así, garantizar su futuro.