Argentina ha vivido un triunfo muy sufrido contra la selección de Nigeria, y era de vital importancia conseguir la victoria si querían seguir vivos en este Campeonato del Mundo. Tras el segundo gol de la Albiceleste, conseguido por Rojo en el minuto 86, se desató la locura en la grada.

Noticias relacionadas

Diego Armando Maradona, quien vivió el partido en el estadio, fue el que menos pudo controlar la emoción y los nervios. Tal fue su reacción al tanto que suponía el triunfo para los hombres de Sampaoli, que estuvo a punto de tener que ser trasladado al hospital. Según varios medios argentinos, tuvo que recibir asistencia médica por un pico de ansiedad. Es decir, una simple indisposición.

Maradona realiza un gesto despectivo hacia su propia selección. Foto: Twitter (@elchiringuitotv)

Además de su estado emocional, la leyenda argentina tampoco pudo controlar los movimientos de su cuerpo, ya que las imágenes captadas por las cámaras de televisión mostraron a un Maradona haciendo una peineta después del gol del Rojo, consciente de la importancia del mismo y de lo que significaba pasa Leo Messi y los suyos.

Ya se mostró en un estado de euforia tras el primer gol de Argentina, anotado por Leo Messi en el primer cuarto de hora de partido. Maradona sabía que Messi estaba siendo objeto de todas las críticas y que estaban todos los focos en él, y su celebración con rabia daba a entender que él tenía razón en sus declaraciones sobre que Leo no se merecía todos esos comentarios despectivos. Las imágenes hablan por sí solas pero, al menos, de la alarmante noticia de un ingreso hospitalario se pasó a un menor pico de ansiedad.