La desilusión de la selección de Marruecos por tener que abandonar Rusia el próximo lunes se refleja en el rostro de todos sus jugadores. En especial en el de Achraf Hakimi, quien asegura que juegar un Mundial era un sueño que tenía desde pequeño y que se siente muy orgulloso de haber podido representar a su país en este campeonato.

Noticias relacionadas

Achraf, con la camiseta de Marruecos. Foto: Instagram (@achrafhakimi)

SU PASO POR EL MUNDIAL

"Un sueño que tenía desde pequeño. Lo he disfrutado todo lo que he podido. De niño no pensaba que pudiera estar con sólo 19 años representando a mi país en algo tan grande como un Mundial".

EL PARTIDO CONTRA IRÁN

"Fue dura la derrota con Irán, pero el equipo demostró carácter para afrontar el siguiente con Portugal".

SOBRE EL ENCUENTRO CONTRA ESPAÑA

"Se afrontará con la ilusión de siempre y las mismas ganas de cada partido. Por encima de todo queremos irnos del Mundial con un buen sabor de boca. Nos lo merecemos nosotros y también todo el pueblo marroquí".

SU EVOLUCIÓN

"Crecí oyendo hablar de los Mundiales de 1986, la victoria a Portugal en México, y de la de 1998. En el Madrid entré de delantero, luego vieron que tenía mejores cualidades de extremo y después vimos que tenía recorrido como lateral ofensivo con mucha llegada al área contraria".

PRINCIPALES REFERENTES

"Marcelo, por su capacidad para atacar, y Carvajal, que es en el que me fijo mucho en todos los detalles de su juego".

SOBRE SU SELECCIÓN

"No nos comparamos con nadie. Tenemos nuestro método de juego, la idea de ser siempre competitivos, sin miedo a ir hacia arriba. Jugamos por un país, por los sentimientos de mucha gente, no sólo los marroquíes que viven en España. Por la felicidad de un país entero".