La derrota de Argentina contra Croacia es el enésimo golpe que recibe Messi con su selección. El hundimiento del '10' con su país coincide con uno de los mejores momentos de Cristiano con Portugal. Y es que en Rusia se ha erigido como el futbolista más dominante del planeta.

Noticias relacionadas

Cristiano ha demostrado que puede brillar tanto en el Real Madrid como Portugal mientras Messi se hunde sin sus compañeros culés en Argentina. Pero, en los clubes, Cristiano también arrasa. A Messi aún le pesan las dolorosas derrotas en París, Turín y Roma en las dos últimas Champions, mientras el '7' ha tocado el cielo una y otra vez en Europa.

Messi, un lustro a la sombra de Cristiano

El papel de cada uno en el Mundial vuelve a demostrar que el rendimiento del '7' ahora mismo está años luz de su rival. Algo que se viene repitiendo en los últimos cinco años y es que Cristiano, a base de trabajo, no solo ha logrado terminar con la hegemonía de Messi, sino que ha impuesto la suya propia.

CRISTIANO MANDA EN PORTUGAL; MESSI SE HUNDE EN ARGENTINA

Este Mundial puede ser el cuarto fracaso consecutivo de Messi con Argentina. Al '10' le pesan mucho en su país las finales perdidas del Mundial -en 2014- y las dos en la Copa América -en 2015 y 2016-.

Cristiano se convirtió en leyenda con Portugal en la Eurocopa de Francia y está permitiendo soñar a Portugal en Rusia. El culé, que ya las pasó canutas para clasificarse al Mundial, puede ahora decir adiós a la primera de cambios.

EL BALÓN DE ORO ES DEL '7'

Aunque en general ambos estén empatados a cinco Balones de Oro, en los últimos cinco años se observa el dominio de Cristiano. El portugués, desde 2013, se ha hecho con cuatro de estos galardones por uno -el de 2015- de Messi. Hasta entonces, el argentino dominaba 4-1 el marcador pero la estrella del Real Madrid ha logrado darle la vuelta.

Messi, un lustro a la sombra de Cristiano

EMPATE A TÍTULOS: MÁS CHAMPIONS PARA CRISTIANO

En cuanto a títulos vuelve a haber otro empate técnico. Ambos, con sus respectivos clubes se han hecho con 13 títulos en el último lustro. Messi suma una Champions, cuatro Ligas, cuatro Copas del Rey, una Supercopa de Europa, dos Supercopas de España y un Mundial de clubes. Cristiano, cuatro Champions, una Liga, una Copa del Rey, tres Supercopas de Europa, una Supercopa de España y tres Mundiales.

Si bien es cierto que Messi domina junto al Barcelona el panorama nacional, Cristiano ha logrado lo imposible con el Real Madrid ganando tres Champions consecutivas.

LAS ESTADÍSTICAS DESDE 2013

Y como estrellas indiscutibles de sus equipos, los goles son cargo suyo y ahí Cristiano vuelve a demostrar que es un depredador. Con el Real Madrid lleva 249 en estos cinco años, por los 239 de Messi; es decir, diez más.

A tener en cuenta son lo que han dado esos goles de Cristiano al Madrid. Llegó a marcar en once partidos consecutivos de la Champions. En este espacio de tiempo ha hecho 70 goles en la máxima competición continental -en 61 partidos-. Messi ha hecho 41 tantos en 46 partidos. Una diferencia de 29 goles. Los números asustan.