Messi se lamenta frente a Croacia. Foto fifa.com

Messi se lamenta frente a Croacia. Foto fifa.com

Fútbol

La apatía de Messi: andando y menos pases que Caballero

Luka Modric guio a una gran Croacia en el desastre argentino. La albiceleste de Leo Messi vio como los croatas los zarandeaban sin ningún tipo de tapujo y el del Barcelona no apareció. Se mostró apático y así lo demuestran unas estadísticas que dejan al de Rosario en una posición muy complicada de cara a su afición y, por supuesto, a la supervivencia en el Mundial. 

Noticias relacionadas

Argentina salió vapuleada ante la Croacia de un genuino Luka Modric. El '10' de la arlequinada lideró a su combinado en una verdadera lección de fútbol a la que Leo Messi no asistió, aunque sí estuvo de cuerpo presente. Las críticas de la afición argentina tras el 0-3 que les deja con pie y medio fuera del Mundial se centraron en la figura del futbolista del Barcelona. 

La imagen que Messi ofreció durante el choque no gustó nada a sus compatriotas y menos tras cosechar una derrota tan abultada. Los gestos del argentino no eran nada halagüeños desde el momento en que sonaron los primeros acordes del himno de Argentina. Se vislumbraba a un futbolista apagado, sin liderazgo y con un mal presentimiento rondando por su cabeza. 

Messi, cabizbajo con Argentina. Foto fifa.com

Messi, cabizbajo con Argentina. Foto fifa.com

Así lo reflejan las estadísticas de InStat, en las que Leo Messi sale peor parado tras hacer un recorrido por ellas. Y es que el capitán de la albiceleste no fue partícipe del juego de su selección. Fue protagonista en 62 acciones y 51 de ellas las resolvió correctamente. Llama la atención que, en un partido que Argentina necesitaba ganar, el astro rosarino apenas tuvo influencia en un equipo que tuvo alguna que otra ocasión de perforar la meta croata. 

CABALLERO, MÁS PASES QUE MESSI

Otro dato significativo es que el '10' argentino apenas dio 31 pases a sus compañeros. Una paupérrima cifra que la supera hasta el portero, Willy Caballero, con 36. Además, la mayoría de ellos fueron a parar a los pies de Enzo Pérez o Mascherano. Un movimiento de la pelota muy lejos del área del combinado balcánico. 

Por otro lado, apenas sumó un tiro a portería. Su pobre partido tampoco se salva por una de sus virtudes: el regate. Messi intentó 9 gambeteos en todo el choque. Algo que acentúa su falta de activación, pues estuvo un 84% de los 90 minutos andando o estático. Unos guarismos que dejan en evidencia el compromiso del capitán con su selección.