El jugador del Chelsea, Cesc Fàbregas, ha concedido una entrevista a BBC Sport. En ella el centrocampista catalán no ha dudado en disparar contra la estrella del Real Madrid, Cristiano Ronaldo. Cabe recordar que el astro luso está siendo uno de los grandes nombres en lo que va de Mundial. Un hat-trick meritorio ante España y un gol salvador ante la selección de Marruecos certifican prácticamente el pase de Portugal a octavos de final.

Noticias relacionadas

Parecían pocos los que podían sacar alguna pega a la actuación del '7', pero ahí está el exjugador del Barcelona para tratar de enmarañar la trayectoria del jugador. Fàbregas habla del papel diferente que ostenta Cristiano con los suyos aludiendo que "ya no se le ve corriendo por todo el campo". Dato que contrasta sobremanera con la preocupante numeración que certifica como Leo Messi dio incluso menos pases durante el encuentro entre Argentina y Croacia que su propio portero, Willy Caballero. Para el jugador del Chelsea, "Cristiano es uno de los grandes nombres solo en cuánto a goles se refiere". Poco se habla de la capacidad de esfuerzo que tiene el madridista para echarse a la espalda a su selección y guiarla hacia el éxito.

El feo y absurdo desplante de Fàbregas hacia Cristiano: "No corre por el campo"

"No se puede decir que Portugal haya mostrado grandes combinaciones. Cristiano ha marcado de penalti, de falta y un tiro que debería haber atajado De Gea", así de duro se mostraba Cesc ante el medio inglés que le entrevistaba, dejando un recado para el portero español incluso. A pesar de que el jugador del Chelsea apunta en un inicio a reconocer el mérito del luso, en la misma línea este se contradice en sus palabras al reafirmarse en todo lo anterior. 

Precisamente, para ser Cristiano Ronaldo un jugador presuntamente 'resultadista', el portugués ha alcanzado superar en este Mundial de Rusia la escalofriante cifra goleadora de 85 tantos estipulada por el húngaro Ferenc Puskas, gracias a su tanto contra la selección de Marruecos. Un nuevo récord destrozado por el luso, quién no tiene techo para medir sus actuaciones.