Florentino Pérez, en zona mixta del WiZink Center

Florentino Pérez, en zona mixta del WiZink Center

Fútbol

Florentino responde a Rubiales: "Aquí está todo en orden"

El Real Madrid trata de mantenerse al margen de todo el escándalo surgido en la Selección tras el despido de Lopetegui y las declaraciones de Rubiales. Florentino Pérez estuvo viendo al conjunto de baloncesto y fue abordado por la prensa. Dejó claro que en el club todo está en orden, tal y como captó Deporte Cuatro.

El fichaje de Lopetegui ha provocado un cataclismo en el seno de la Selección. La concentración española en Rusia ha quedado revolucionada tras el anuncio del fichaje del técnico vasco por el Real Madrid y el posterior despido del combinado nacional a manos de Luis Rubiales.

El presidente de la Federación también ha cargado contra el Real Madrid e incluso ha mentido en su discurso para desprestigiar al club blanco dolido por la marcha de su seleccionador al final del Mundial. En la entidad merengue, sin embargo, se mantienen al margen de esta situación. El club le ha dado a Lopetegui su apoyo total ante esta difícil situación y le presentarán este jueves, ya con el técnico en la capital española.

EL MADRID SE MANTIENE AL MARGEN

Florentino Pérez fue cazado por las cámaras de Deportes Cuatro en la zona mixta del WiZink Center tras el partido que enfrentó al Real Madrid y al Baskonia en el primer encuentro de la final de la ACB. El máximo dirigente blanco, cuestionado acerca del lío montado en la Selección, respondió: "Todo en orden. Aquí está todo en orden". Al oír la respuesta del presidente blanco, una periodista le dijo: "En otros sitios no está todo en orden", refiriéndose al revuelo que se formó en la Federación tras la destitución de Julen Lopetegui por Luis Rubiales tras conocerse su fichaje como nuevo entrenador del club merengue. 

El presidente de la entidad merengue contestó a la periodista asegurando que "en otros lados también estaba todo en orden". Con estas palabras intentó zanjar la polémica que ha salpicado al club blanco. Una vez más, Florentino Pérez tuvo un comportamiento ejemplar y volvió a implantar la calma.