La Selección ha sufrido en apenas 48 horas y a dos días de debutar en el Mundial de Rusia la mayor crisis de toda su historia. El fichaje de Lopetegui por el Real Madrid tras la cita mundialista cayó como una bomba en la concentración de España en Krasnodar y los acontecimientos se sucedieron hasta que Rubiales acabó despidiendo a Lopetegui y, horas más tarde, nombrando a Hierro como su sustituto.

Noticias relacionadas

En El Chiringuito, Juanfe Sanz descubrió cómo se fue gestando la destitución de Lopetegui hasta que acabó anunciándolo cerca de las 12:30 horas antes los medios de comunicación.

RAMOS SE OPUSO Y LOPETEGUI TRATÓ DE CONVENCERLE

El presidente de la Federación se reunió en primer lugar con los jugadores durante la mañana del miércoles. Sorprende que fuera a ellos y no a Lopetegui a quienes anunciara primero el cese del técnico. Allí se encontró con la oposición de Sergio Ramos y otros pesos pesados del vestuario, tal y cómo desveló EL BERNABÉU. Sin embargo, la decisión estaba tomada y ni los propios futbolistas pudieron convencerle.

Después llegaría el encuentro con Julen Lopetegui. La decisión le cayó como un jarro de agua fría al hasta entonces seleccionador que afrontaba con ilusión el reto del Mundial de Rusia. Abatido, trató de convencer por todos los medios a Rubiales pero no había manera ante su sed de venganza. Apenas unos minutos después haría la decisión pública.