Julen Lopetegui, junto a Rubiales

Julen Lopetegui, junto a Rubiales

Fútbol

La intrahistoria del fichaje de Lopetegui por el Real Madrid

El nombre de Lopetegui se convirtió en favorito para el Real Madrid después de unos días de reflexión y de que Pochettino no lograra que Levy facilitara su salida del Tottenham. Al revés que el conjunto inglés, la RFEF, con Rubiales a la cabeza, mostró su buena sintonía con club blanco al aceptar negociar en silencio. El vasco no dudó en aceptar el ofrecimiento.

Ya es oficial. Doce días después de que Zinedine Zidane anunciara su dimisión como entrenador del Real Madrid, el club blanco ha dado el nombre de Julen Lopetegui como técnico del actual tricampeón de Europa hasta 2021. El vasco se incorporará al equipo merengue una vez termine la andadura de España en el Mundial de Rusia. Florentino Pérez y José Ángel Sánchez han llevado con sigilo todas las negociaciones aunque, tal y como adelantó EL BERNABÉU, el actual seleccionador gustaba mucho y era el preferido por ambos. 

LAS RELACIONES CON LA NUEVA FEDERACIÓN FACILITARON EL FICHAJE

El Madrid ha querido interferir lo menos posible en la planificación de la RFEF para el Mundial y es por esta razón que las negociaciones se han llevado en secreto. Las relaciones de la entidad merengue con Luis Rubiales son más que correctas y se ha buscado en todo momento mantener la armonía. El nuevo presidente de la RFEF había prometido a Lopetegui facilitar su salida si llegaba una oferta irrechazable. Nada más llegar al poder, Rubiales renovó al vasco hasta 2020 con ese compromiso.

Julen Lopetegui

Julen Lopetegui

Una vez el Real Madrid recibió el visto bueno de la RFEF, se pactó que la noticia no alterara los planes de la Selección y cuándo se haría oficial. Ambas partes, al ver que sería imposible ocultar la información hasta el término del Mundial, decidieron que lo mejor sería anunciarlo antes del primer partido de España. Las relaciones entre el Madrid y la RFEF se mantienen en gran sintonía y el club blanco aceptó pagar la cláusula de rescisión del entrenador y que asciende a dos millones de euros.  

El nombre de Lopetegui se convirtió en favorito una vez Pochettino no logró que Levy aceptara negociar su marcha. Tras varios días de reflexión, el Real Madrid encendió la maquinaría y logró, para su sorpresa, tanto las facilidades de Rubiales como la predisposición absoluta de Lopetegui para abandonar la Selección y sentarse en el banquillo del Santiago Bernabéu como sucesor de Zidane.