Portugal se impuso este jueves a Argelia por 3-0 en el último amistoso antes del Mundial. La selección portuguesa se reencontró con la victoria el día que volvió Cristiano Ronaldo, después de empatar en los dos partidos anteriores ante Túnez (2-2) y Bélgica (0-0). El combinado luso realizó un gran encuentro y dominó de principio a fin al conjunto africano. Guedes con un doblete y Bruno Fernandes fueron los autores de los tantos.

Noticias relacionadas

En cuanto al futbolista del Real Madrid, se le vio con ganas y desde el primer momento buscó el gol. Ya en el minuto tres realizó un control sublime y dejó sentados a dos defensores argelinos, demostrando su calidad. Tuvo bastantes ocasiones pero le faltó puntería. Lo intentó de todas maneras posibles: de libre directo, combinando con sus compañeros e incluso de chilena. Pero entre el portero y los defensas rivales, le dejaron sin premio. Sin lugar a duda fue uno de los mejores de su equipo en los 74 minutos que estuvo dentro del terreno de juego.

GRAN ASISTENCIA EN EL SEGUNDO GOL

Cristiano demostró que no solo sabe marcar goles, también sabe darlos. En el minuto 37 de partido, el madridista dio la asistencia del segundo tanto de su equipo. Raphael Guerreiro puso el balón en largo para la carrera del '7' que de primeras con su pierna izquierda puso un centro maravilloso a la cabeza de Bruno Fernandes, que remató de forma impecable. Ni siquiera una dura entrada de un defensor pudo pararle en esa jugada.