Cristiano Ronaldo, escoltado por Gonçalo Salgado. Foto: Instagram (@goncalosalgadomma)

Cristiano Ronaldo, escoltado por Gonçalo Salgado. Foto: Instagram (@goncalosalgadomma)

Fútbol

La seguridad de Cristiano: un torero y un luchador de MMA

El jugador portugués estará acompañado por el torero y exmilitar Nuno Marecos y el luchador de MMA Gonçalo Salgado. Ambos individuos son compatriotas de Cristiano Ronaldo, y gozan de su confianza. Por ello, se encargarán de la seguridad del futbolista durante el desarrollo del Mundial de Rusia 2018.

Noticias relacionadas

En diez días dará comienzo el Mundial de Rusia 2018. El evento acapara la atención de todo el plantea, motivo por el que el grupo terrorista ISIS ha amenazado con atacar a las principales estrellas de la competición. Una de ellas es Cristiano Ronaldo, delantero del Real Madrid y principal figura de Portugal.

El considerado mejor futbolista del mundo no quiere arriesgar en lo que a su seguridad personal se refiere, y por ello irá acompañado durante todo el Mundial por dos guardaespaldas muy singulares y que gozan de su confianza: Nuno Marecos Gonçalo Salado.

El primero de ellos es un torero portugués con experiencia militar, pues sirvió al ejército como paracaidista. Fue, además, el encargado de proteger a Cristiano durante la celebración de La Decimotercera en Kiev. El Real Madrid ganó la Champions League en la capital ucraniana, y Nuno Marecos vigiló al futbolista durante toda la fiesta posterior. Entre sus aficiones se encuentra ejercer como forcado, disciplina consistente en inmovilizar al toro durante las corridas.

Sin título

Sin título

Por otro lado, Gonçalo Salgado es un luchador de MMA, o lo que es lo mismo, artes marciales mixtas. Además es un buen amigo de Cristiano, pues más allá de encargarse de su seguridad en ocasiones anteriores, ha llegado a irse de vacaciones con el futbolista.

Este Mundial será de gran importancia para el cinco veces ganador de Balón de Oro. Con su futuro en entredicho, Ronaldo buscará realizar un buen papel con su selección, que ya levantó la Eurocopa dos años atrás, para aumentar sus opciones de cara a un nuevo galardón individual.