Alisson entrena con Brasil. Foto cbf.com.br

Alisson entrena con Brasil. Foto cbf.com.br

Fútbol

Contrarreloj por Alisson entre el Real Madrid y el Liverpool

Este domingo, Brasil visitó Anfield para enfrentarse a Croacia en un partido amistoso. El paso de la canarinha por Liverpool fue aprovechado por los dirigente del conjunto red que se reunió con Alisson el sábado para tratar su fichaje, como informa UOL Esporte. El Real Madrid, según el mismo medio, aprieta para cerrar su fichaje antes del Mundial.

Noticias relacionadas

Alisson está protagonizando una intensa batalla entre el Liverpool y el Real Madrid. El guardameta brasileño es pretendido por los dos finalistas de la última edición de la Champions League y es el elegido por ambos para reforzar su portería la próxima temporada.

La Roma ya sabe que su guardameta quiere probar un reto mayor tras ser titular en el equipo que alcanzó las semifinales en Champions, cayendo precisamente contra el Liverpool. Tantos los reds como los blancos son los favoritos y en Brasil se hacen eco de los últimos movimientos de estos dos equipos.

EL MADRID APRIETA ANTES DEL MUNDIAL

UOL Esporte desvela que el Real Madrid está apretando por el guardameta y quiere oficializar su traspaso antes del comienzo del Mundial, es decir, en los próximos diez días. La intención es atar a Alisson por lo que pueda pasar durante la competición y evitar así la suma de otros equipos a la puja.

EL LIVERPOOL SE REÚNE CON ALISSON

El Liverpool, por su parte, habría aprovechado la visita de Brasil de este domingo a Anfield para reunirse con Alisson y su entorno. El mismo medio brasileño desvela que el pasado sábado club y jugador se  reunieron para hablar de una incorporación de cara a la próxima temporada.

La pelota está en el tejado de Alisson. El portero tiene en su mano dos ofertas y deberá decidir en los próximos días. El Real Madrid, que todavía busca entrenador tras la salida de Zidane, tiene claro que el de la Roma es el guardameta ideal para acompañar a Keylor Navas el curso que viene. El Liverpool quiere un portero de garantías tras las pifias de Karius en Kiev.