Bale posa con la nueva camiseta del Madrid

Bale posa con la nueva camiseta del Madrid

Fútbol

Bale ve más cerca su continuidad tras la marcha de Zidane

La relación entre el galés y el entrenador estaba rota. Ahora, aunque esperará a conocer los planes del nuevo entrenador, su intención es la de seguir en el Real Madrid si recupera el estatus perdido. Ante la posible salida de Cristiano, el club blanco desea que el de Cardiff permanezca en la plantilla.  

Noticias relacionadas

Solo un jugador de la plantilla del Real Madrid no le ha dedicado un mensaje de despedida a Zidane a través de las redes sociales. Ese futbolista no es otro que Gareth Bale. La relación entre el galés y el entrenador estaba muy deteriorada después de que el delantero se viera relegado a la suplencia en los últimos meses de la temporada. Quedarse fuera del once de la final de Kiev fue el mazazo definitivo para el de Cardiff, pero su situación en el club blanco ha dado un giro inesperado tras el adiós del técnico. 

Tal y como informó EL BERNABÉU, Bale quería seguir en el Real Madrid si recuperaba los galones perdidos. El héroe de La Decimotercera no estaba dispuesto a pasar otra campaña en el banquillo y su futuro dependía de una reunión entre su representante, Jonathan Barnett, y el club blanco. Con Zidane en el banquillo, el '11' sentía que no tenía las oportunidades que merecía y, sobre todo, los minutos que una estrella merece

EL CAMBIO DE ESCENARIO PARA BALE

Ahora la continuidad de Bale en la capital de España está más cerca que nunca. El galés esperará a conocer los planes del nuevo entrenador y después tomará una decisión, aunque ya conoce la intención del Real Madrid. Florentino Pérez y José Ángel Sánchez cuentan con el MVP de la final de la Champions y solo dejarán salir al extremo si llega una oferta irrechazable. El nombre del próximo técnico merengue será clave, pero en las últimas horas todo apunta a que Bale seguirá vistiendo la camiseta blanca. 

Gareth Bale y Zinedine Zidane

Gareth Bale y Zinedine Zidane

El jugador no sentía el apoyo de Zidane en los últimos meses y echaba de menos algún halago cuando el técnico estaba ante los medios. En su opinión no recibió la misma defensa del francés que Karim Benzema y en muchas ocasiones se veía desprotegido. Ese cariño que no recibía del entrenador madridista lo encontró en la figura de Ryan Giggs como seleccionador galés. La leyenda del United mimó a Bale desde su llegada e incluso le aconsejó públicamente que debía seguir en el equipo merengue. 

Ante la posible salida de Cristiano Ronaldo, el Real Madrid centrará sus esfuerzos en retener a Gareth Bale. Una vez este confirmado el nuevo técnico, Pochettino sigue siendo el favorito, el representante de la estrella galesa volverá a preguntar por los planes de futuro para el futbolista. Si recupera su estatus, se quedará. Y es que el sueño del delantero siempre ha sido triunfar en el Santiago Bernabéu y su doblete en Kiev era el empujón que necesitaba para reivindicarse y reclamar su sitio.