ISIS vuelve a amenazar el Mundial de Rusia 2018

ISIS vuelve a amenazar el Mundial de Rusia 2018

Fútbol

ISIS vuelve a amenazar el Mundial con una salvaje fotomontaje de Messi y Cristiano

El Mundial de Rusia se ha convertido en el principal reclamo del grupo terrorista islámico para infundir el miedo en Europa y el resto del planeta. Su último fotomontaje hiela la sangre y es que en él aparecen los dos mejores del mundo, Cristiano Ronaldo y Messi, siendo decapitados.

Noticias relacionadas

Falta menos de un mes para que dé comienzo el Mundial de Rusia 2018. La cita más importante del fútbol a nivel de selecciones reúne la atención del planeta entero durante treinta días, desde el 14 de junio, cuando se juegue el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí, hasta el 15 de julio, día de la final.

Desgraciadamente, un evento que llama tanto la atención es el foco perfecto para que los terroristas actúen. Es el caso del Estado Islámico, también denominado ISIS o Daesh, un grupo insurgente de naturaleza fundamentalista yihadista. Esta organización ya ha amenazado varias veces con atacar el Mundial, y su última campaña ha sobrepasado todos los límites.

as-image-football-muzz

as-image-football-muzz

En ella se pueden ver a dos miembros del grupo decapitando a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. El extremo derecho argentino, del Barcelona, y el delantero portugués, del Real Madrid, son los dos mejores jugadores del mundo, y la admiración que despiertan en todo el mundo es plena. De ahí que ISIS haya utilizado su imagen para firmar su amenaza: "Tu sangre llenará el suelo".

No es la primera vez que el Estado Islámico con atacar al Mundial en venganza por el apoyo de Vladimir Putin, presidente de Rusia -país anfitrión-, a Siria, principal enemigo del grupo terrorista en la guerra que se está desarrollando en la zona árabe.

Uno de sus póster más representativos es el que muestra a un yihadista sosteniendo un AK-47 en un estadio. Los mensajes que acompañan a sus imágenes suelen ser amenazas del estilo "Mátalos a todos" y el logotipo del Mundial atravesado por un cuchillo.