Hernández Hernández amonestando a un jugador del Real Madrid Foto: Manu Laya/El Bernabéu

Hernández Hernández amonestando a un jugador del Real Madrid Foto: Manu Laya/El Bernabéu

Fútbol

La campaña de presión arbitral contra el Madrid amenaza Kiev

El Real Madrid encara la final de Kiev siendo víctima de una campaña en su contra. A pesar de que las imágenes dicen lo contrario, desde algunos sectores intentan tachar al equipo merengue de equipo favorecido por los colegiados. Tras El Clásico y el duelo ante el Sevilla, hay jugadores rivales que no han dudado en excusarse en el árbitro. Un factor que podría llegar a influir en la cita de Champions.

Noticias relacionadas

El Real Madrid está pasando por una de las temporadas en las que más ataques está recibiendo. Se intenta instaurar la idea de que el club tiene a su favor a los árbitros, tapando claros robos sufridos y en los que el Madrid ha salido perjudicado. Desde partidos a priori fáciles de Liga hasta citas claves de Champions.

Algunos sectores arbitrales ya han salido a defender las decisiones de sus compañeros pero, pese a ello, la polémica del penalti de Benatia, sin ir más lejos, sigue viva. Un factor que podría llegar a influir en la final de Kiev y que sigue aumentando su efecto e influencia en la competición doméstica. El Madrid, que ya se mostró enfadado tras El Clásico, ha sido uno de los firmes defensores del VAR.

La campaña de presión arbitral contra el Madrid amenaza Kiev

La campaña de presión arbitral contra el Madrid amenaza Kiev

LOS ROBOS TAPADOS

El club merengue ha llegado a la final de Kiev a pesar de haber visto varios errores en su contra que se intentan olvidar. Ante la Juventus, en ese duelo de infarto en el Santiago Bernabéu, se pudo pitar un penalti clamoroso sobre Cristiano Ronaldo y se anuló un gol dudoso a Isco. Quedó en nada y su discusión quedó totalmente relegada. Pero no fue solo eso. Mandzukic, que fue uno de los que más protestó, pudo ser expulsado tras una fea entrada. A estas acciones las acompañan otros fallos de los colegiados ante el Bayern. Lewandowski y Ribéry pudieron haber visto la roja como consecuencia de dos pisotones sin el balón de por medio. En Liga, igualmente, hubo polémicas jugadas ante el Betis, Valencia o Levante y que terminaron por afectar a la clasificación del Real Madrid en dicha competición. Algo que cambió mínimamente con La Liga sentenciada.

La campaña de presión arbitral contra el Madrid amenaza Kiev

La campaña de presión arbitral contra el Madrid amenaza Kiev

EL CLÁSICO Y SEVILLA

Fue sin duda ante el Barcelona donde quedó claramente reflejado que los colegiados, ni mucho menos, favorecen al Real Madrid. El Clásico dejó en evidencia la falta de visión de Hernández Hernández y los ya populares 'valors' de los que tanto presume el Barça. El tanto de Luis Suárez no debió valer, Messi y Rakitic pudieron haber visto tarjetas por varias acciones con codazos y entradas peligrosas al tobillo, se anuló una jugada por fuera de juego dudoso de Cristiano en la que se plantaba solo ante el portero... Varias acciones a las que se intenta restar valor por la clamorosa expulsión de Sergi Roberto, recientemente sancionado con cuatro partidos.

Misma línea siguió el Sevilla. En palabras de Mercado, quien ante la prensa quiso mantener el discurso de decir que al Madrid siempre le favorecen las decisiones arbitrales. Su penalti sobre Theo por un empujón inequívoco en los últimos minutos no le sentó bien y así lo explicó en zona mixta. Sin embargo, olvidó que podría haber sido sancionado anteriormente con roja directa que le perdonó Mateu Lahoz.

La campaña de presión arbitral contra el Madrid amenaza Kiev

La campaña de presión arbitral contra el Madrid amenaza Kiev

PELIGRO PARA KIEV

Michael Oliver es el claro ejemplo de la presión que llegan a recibir los árbitros después de dirigir una victoria del Real Madrid. Desde amenazas e insultos hasta campañas de acoso contra su pareja por tener fotografías en la capital española. La final de Kiev, cuyo orden estará en manos de un árbitro serbio, estará llena de polémicas como consecuencia de estas estrategias. Habrá tensión y dudas en cada jugada pero el colegiado no se puede dejar influir ni por el ambiente ni por todos aquellos factores externos a lo que suceda en el terreno de juego.