Celebración del Madrid por el gol de Cristiano al PSG

Celebración del Madrid por el gol de Cristiano al PSG

Fútbol

La Champions se jugará en el Santiago Bernabéu

El Real Madrid ya tiene la cabeza puesta en las semis de Champions. El Bayern Múnich es el último escollo antes de la final pero hay una gran preocupación: la vuelta en el Santiago Bernabéu. Los de Zidane han mostrado su peor cara esta temporada en su casa. El partido contra el PSG, el ejemplo en el que fijarse.

Noticias relacionadas

La Champions ya está aquí. El Real Madrid visitará el Múnich Arena el próximo miércoles en busca de dar un primer golpe a la eliminatoria que le acerque a la final de Kiev, la tercera consecutiva. El equipo quiere sacar una buena ventaja de la ida y es que es consciente del peligro que se ha corrido esta temporada en el Santiago Bernabéu en varias ocasiones. El del Athletic es solo el último tropiezo.

La Champions se jugará en el Santiago Bernabéu

La Champions se jugará en el Santiago Bernabéu

EL BALANCE DEL MADRID EN CASA

El Madrid flojea en casa. De los 26 partidos que se han disputado en el coliseo blanco esta temporada, los de Zidane solo han ganado 14 partidos mientras que han empatado siete y perdido cinco. Es decir, han pinchado casi el mismo número de partidos que han ganado.

Equipos de un nivel, a priori, muy inferior que el Real Madrid han salido del Santiago Bernabéu con saldo positivo. Fuenlabrada, Numancia y Leganés -con eliminación de incluida- sorprendieron al equipo merengue en Copa, mientras que otros como el Levante o el Betis dieron la campanada en Liga. Pero lo preocupante es que con los equipos grandes el resultado no es diferente. En el campeonato doméstico se ha perdido contra Barcelona y se ha empatado en el derbi y en Champions el Tottenham logró sacar otro empate, mientras que la Juventus puso al Madrid sobre las cuerdas con el 1-3.

EL PSG, LA GRAN EXCEPCIÓN

Solo se ha dado la cara contra el PSG. El Santiago Bernabéu abrió la eliminatoria de octavos y el Real Madrid la dejó encarrilada con 3-1. Aún así, los de Emery fueron los que abrieron el marcador y encendieron las alarmas merengues. Esas grandes noches en el Santiago Bernabéu han pasado más desapercibidas esta temporada y se ha hecho costumbre el sufrimientos e incluso los pitos del público a algunos de sus jugadores. El partido contra el Bayern será el examen final en el coliseo blanco. La temporada se definirá en ese encuentro y los de Zidane están obligados a dar una alegría a sus aficionados.