Di María, Morata y Özil

Di María, Morata y Özil

Fútbol

Salir del Real Madrid, sinónimo de bajón

Las tres últimas grandes ventas del club blanco no han logrado repetir los números de sus últimas campañas como merengues. Tan solo Mesut Özil y Ángel Di María han podido superarse a sí mismos en goles, si bien no en partidos jugados y asistencias. Álvaro Morata en ninguno de los tres campos.

MESUT ÖZIL

El mediapunta alemán salió del club blanco tras un rifirrafe entre la directiva merengue y su padre, que por aquel entonces era su agente. Su destino fue el Arsenal, donde recalcó a cambio de cincuenta millones de euros.En su última temporada como merengue, Özil jugó 52 partidos, marcó diez goles y dio 24 asistencias.

En el club inglés ha sido incapaz de mejorar estos números. La campaña en la que más se acercó fue en la 2016/2017, donde jugó 45 partidos y dio 20 asistencias. La siguiente temporada logró doce goles, su mejor marca y única vez que logró superar sus registros como merengue. Entre lesiones e irregularidad, siempre ha confesado que salir del Madrid fue un error.

ÁNGEL DI MARÍA

El mejor de los tres a día de hoy. Abandonó el club blanco en momento de mucha tensión, tras realizar una temporada magnífica, con 52 partidos jugados, once goles y 26 asistencias, además de lograr La Décima Champions League.

Recalcó en el Manchester United, donde tan solo estuvo una temporada en la que fracasó estrepitosamente. Tras esto fichó por el PSG, donde ha logrado mejorar su marca goleadora -lleva 18 goles en la presente temporada-, pero no la cantidad de partidos y asistencias. Lo más cerca, la campaña 2015/2016, con 47 encuentros y 25 pases de gol. También confiesa que le gustaría volver al club español.

ÁLVARO MORATA

El caso más reciente. Pidió salir debido a la falta de oportunidades. Lleva tan solo una temporada en el Chelsea, por lo que aún es demasiado pronto para sacar conclusiones, pero lo cierto es que tampoco lograr mejorar sus números

Por el momento acumula 39 partidos jugados, trece goles marcados y cinco asistencias dadas. En comparación, suponen cuatro partidos, siete goles y una asistencia menos que en su última campaña como madridista. Nuevamente, deja abierta la puerta a un posible regreso.