Lucas Vázquez celebra un gol con el Real Madrid

Lucas Vázquez celebra un gol con el Real Madrid

Fútbol

Lucas Vázquez no se mueve del Madrid

Liverpool o Arsenal han mostrado recientemente su interés en el futbolista gallego. Pese a los cantos de sirena que llegan desde la Premier League, por la cabeza de Lucas Vázquez no pasa la idea de abandonar el Real Madrid en un futuro próximo, sino que apuesta por quedarse en el equipo blanco durante muchos años.

Noticias relacionadas

Lucas Vázquez ya es una realidad en el Real Madrid. El internacional español se ha quitado la etiqueta de promesa y de revulsivo, para ser una pieza fundamental en el esquema de Zinedine Zidane. Pero esto no fue siempre así. La pasada temporada, el extremo gallego se quedaba fuera de la final de la Champions League frente a la Juventus, un duro golpe para todo un profesional que siempre da el cien por cien. Durante la presente temporada, el rol de Lucas ha ido cambiando según iba avanzando el curso. Pese a jugar en prácticamente todos los partidos, no ha sido hasta la entrada del 2018 cuando su papel se ha vuelto más importante.

El de Curtis estuvo durante el pasado verano en la agenda de la Roma. Monchi le veía como una pieza perfecta para la escuadra giallorossa, pero pese a lo sucedido en Cardiff, Lucas Vázquez decidió quedarse en el equipo de su vida, aunque eso supiese gozar de menos minutos esta campaña. El futbolista merengue ha abierto todavía más fronteras y es que equipos como el Arsenal o el Liverpool se han fijado en él de cara a la próxima temporada. Sin embargo, el propio jugador ya ha dejado claro que no se moverá del Real Madrid.

FELIZ EN EL REAL MADRID

Lucas Vázquez está feliz en el Real Madrid. Llegó a La Fábrica en el año 2007 y fue escalando hasta que le llegó el momento de ser el protagonista de una particular beca Séneca en el Espanyol. En la Ciudad Condal demostró que podía tener un sitio en el club blanco y volvió para triunfar. Desde su regreso ha ganado una Liga, una Supercopa de España, dos Champions League, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes. Un palmarés a la altura de los grandes, algo que ha demostrado que es y que se ha visto recompensado con la llamada de Lopetegui.