Emre Can es uno de los principales atractivos para el próximo mercado de fichajes. El centrocampista alemán termina contrato con el Liverpool este verano, y él mismo ha admitido que no ha llegado a ningún acuerdo. Uno de los equipos más interesados en hacerse con sus servicios es la Juventus.

Noticias relacionadas

UNA POSIBILIDAD SEGURA Y OTRA INCIERTA

El club italiano le habría ofrecido cinco millones de euros más bonificaciones por cinco temporadas, pero el acuerdo aún no se habría cerrado. El motivo no es otro que, tal y como afirma La Gazzetta di Parma, la entrada en la puja del Real Madrid.

El conjunto blanco busca un suplente para Casemiro ante la posible marcha de Marcos Llorente, y pese a que la llegada del exjugador del Bayern Múnich se antoja complicada, desde Italia insisten en dicha posibilidad.

LA PACIENCIA DEL DIRECTOR DEPORTIVO

Lo cierto es que Emre Can ha pedido tiempo para tomar una decisión. No le pedirá más dinero a la Juventus, pero quiere asegurarse un buen futuro. En Turín tendría a su amigo Khedira. En la capital española, a Kroos. Por el momento intentará no acabar con la paciencia de Marotta, que podría darle un ultimátum.