Kroos, en el Real Madrid - Sevilla. Foto: Pedro Rodríguez / El Bernabéu

Kroos, en el Real Madrid - Sevilla. Foto: Pedro Rodríguez / El Bernabéu

Fútbol

Kroos y Modric serán duda contra el PSG hasta el final

El alemán y el croata aún no se han incorporado al trabajo con el grupo y su presencia en el encuentro ante el PSG se mantendrá en el aire hasta la convocatoria. El objetivo del Real Madrid es recuperar al menos a uno de los dos centrocampistas. Kroos, de llegar, lo hará muy forzado, mientras que Modric cuenta con el riesgo de que su lesión se agrave si fuerza demasiado. 

Noticias relacionadas

Zinedine Zidane sigue en vilo por la recuperación de los lesionados para el encuentro contra el PSG. De los tres jugadores con problemas físicos, solo Marcelo ha vuelto al grupo y su presencia en el Parque de los Príncipes es segura. Sin embargo, las malas noticias llegan con Kroos y Modric ya que ambos centrocampistas siguen con sus procesos de recuperación y el técnico francés ya sabe que no podrá contar con su once de gala en la vuelta de los octavos de Champions. El objetivo del Real Madrid es al menos recuperar uno de los dos mediocentros para la importante cita del próximo martes. 

KROOS, JUSTO; MODRIC, MUY DIFÍCIL

Kroos tiene, en principio, más opciones de llegar al partido que Modric. El alemán lleva de baja desde mediados de febrero por un esguince de rodilla y su periodo estimado de baja era entorno a las tres semanas. En el club blanco tienen confianza de que, aunque muy justo, el ex del Bayern pueda estar de inicio. El que más difícil a priori lo tiene es Modric. A pesar de tener la misma dolencia que Marcelo, en el bíceps femoral, aún no la logrado recuperarse para entrenar con el grupo y si fuerza podría romperse y agravar la lesión. La premisa de Zidane es no arriesgar con ninguno de sus futbolistas, por lo que se mantendrá la duda hasta el último momento. 

KOVACIC APUNTA A TITULAR EN PARÍS

Kovacic es el que tiene más opciones de ocupar el puesto que, como mínimo, quedará libre en el centro del campo. El croata ha sido titular desde que Kroos y Modric se lesionaran y Zidane ha probado en varias ocasiones un doble pivote con Casemiro. Si finalmente ninguno de los lesionados llegara a tiempo, la opción que más fuerza coge es que el entrenador del Real Madrid apueste por un 4-4-2.