Jesé entrenando. Foto: Twitter (@UDLP_Oficial)

Jesé entrenando. Foto: Twitter (@UDLP_Oficial)

Fútbol

La maldición de los ex no da miedo

Jesé Rodríguez vuelve a su casa. El ex canterano blanco, cedido por el PSG en Las Palmas no está mostrando su mejor nivel esta temporada. En su vuelta a La Liga ha jugado cuatro partidos y no ha sido capaz de ver portería. Este miércoles jugará contra el equipo que le forrmó como jugador. Un partido especial, en el que intentará dar su mejor versión.

Jesé Rodríguez volverá a pisar el césped del Santiago Bernabéu, pero esta vez no con la camiseta blanca. El ex canterano del Real Madrid está cedido en Las Palmas por el PSG. El jugador canario ha mostrado su deseo de volver a jugar en el equipo de Zidane. Los números no invitan a pensar que este miércoles podría ser una amenaza para el equipo merengue.

UNA GRAVE LESIÓN

La  grave lesión de Jesé contra el Schalke, dónde sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, ha frustrado su progresión. El PSG, uno de los grandes de Europa, se interesó por el extremo canario. Unai Emery contó con el jugador en algunos partidos de la temporada, pero el nivel de juego de Jesé no contentó ni a la afición, ni al entrenador. El exmadridista reconoció que si no hubiera sufrido esa lesión que le apartó de los terrenos de juego, en estos momentos sería uno más de la plantilla de Zidane. El equipo francés ha decidido ceder a Jesé a Las Palmas para que el jugador vuelve a mostrarse como un referente de la máxima competición española.

UNA MALA TEMPORADA

Un gol en 17 encuentros avalan al jugador. Jesé ha tenido oportunidades en las distantes competiciones, pero no ha estado acertado de cara al gol. En la Ligue 1, ha jugado nueve partidos consiguiendo el único gol de la presente campaña. El canario tampoco tuvo suerte en la máxima competición europea, la Champions League. Desde que llegó a Las Palmas, el equipo canario ha contado todos sus partidos por derrotas. Jesé no ha sido capaz de ver la portería, ni de mejorar las prestaciones del equipo que dirige Quique Setién. Si hay que fiarse de los números, el Real Madrid no debe temer al extremo canario. 

ILUSIÓN Y MOTIVACIÓN

El jugador ha mostrado lo especial que es volver a jugar en el Santiago Bernabéu, aunque no sea para defender los colores blancos. Jesé ha dejado claro que su objetivo es jugar y triunfar en el Real Madrid en el futuro. Quique Setién sabe de la motivación de su jugador para este encuentro, dónde intentará demostrar sus cualidades. Un gran partido en el feudo blanco puede hacer recuperar la fe a Jesé y volver a convertirle en un jugador de interés para los grandes equipos europeos.