Piña de los jugadores del Castilla celebrando un gol en la temporada 2019/2020

Piña de los jugadores del Castilla celebrando un gol en la temporada 2019/2020

Cantera CASTILLA 3-1 MARINO DE LUANCO

El Castilla de Raúl se lleva su primera victoria ante el Marino de Luanco

Primer triunfo liguero para el primer filial del Real Madrid esta temporada después de vencer en el Di Stéfano por 3-1.

Noticias relacionadas

Raúl González Blanco, actual técnico del Castilla, logró este sábado su primera victoria en Liga, tras el empate en el debut contra Las Rozas, frente al Marino de Luanco (3-1), con remontada incluida en el que fue su estreno oficial en casa, en el estadio Alfredo Di Stéfano.

El histórico '7' madridista fue recibido por su público con una gran ovación y estuvo mucho más suelto en el área técnica que en el encuentro del pasado domingo, gesticulando más ostensiblemente y hablando constantemente con los componentes de su banquillo.

El partido no comenzó bien para el Castilla, ya que se volvió a ver abajo en el marcador, como frente a Las Rozas, tras un gol de penalti de Álex Arias. Pero el filial madridista se hizo rápido con el control del juego para acabar firmando una gran primera parte que finalizó con 3-1 en el luminoso.

Piña de los jugadores del Castilla ante el Marina de Luanco

Piña de los jugadores del Castilla ante el Marina de Luanco

Los tantos los marcaron Adrián de la Fuente en el minuto 14, Pedro Ruiz -que entrenó tres días esta semana con el primer equipo- en el 16' y Miguel Baeza en el minuto 35. Una reacción que le gustó a Raúl mostrando su alegría en el área técnica, ya que incide mucho en dotar de personalidad a sus jóvenes jugadores -19,7 años de media en la alineación titular de este sábado- frente a equipos más experimentados.

Raúl, muy activo

El técnico madrileño estuvo constantemente corrigiendo a sus futbolistas para que fueran más incisivos, sobre todo por bandas con laterales largos, e insistiéndoles en tocar rápido el balón para mejorar la circulación. "¡Juega, juega!!, se le escuchó en varias ocasiones.

También se vio a Raúl hablando con los componentes de su banquillo en varias ocasiones, haciendo más hincapié en jugadas ofensivas y compartiendo confidencias sobre todo con su segundo, Alberto Garrido.