Cristo González llegó a Valdebebas en el verano del 2017. El prometedor delantero, que puede hacer las veces de segunda punta o jugar por las bandas, tuvo unos inicios complicados en las categorías inferiores del Real Madrid, aunque la apuesta del club por él era total desde un principio. 

Noticias relacionadas

En el Castilla no cuajó una notable campaña, pero todo cambió en su segundo curso militando en el primer filial blanco. A las órdenes de Solari primero y Manolo Díaz después, Cristo se hizo no solo con un puesto innegociable en el once titular, sino que gracias, en parte, a sus goles, se logró el objetivo de entrar en los playoffs de ascenso a Segunda División.

Aunque finalmente no se alcanzó el reto de jugar en la categoría de plata del fútbol español durante la temporada 2019/2020, más por las polémicas arbitrales en contra del Castilla que por falta de merecimientos dentro del terreno de juego, Cristo se destapó como un killer, logrando incluso superar la barrera de los diez goles. Además, también debutó con el primer equipo, con el que también consiguió ver puerta.

Cristo, en el escaparate

Su buena temporada en el filial del Real Madrid ha provocado que haya una larga lista de equipos interesados en hacerse con sus servicios. Tal y como publica el diario MARCA, el Huesca es uno de los que más fuerza están poniendo para conseguir su cesión. Pero desde el cuadro aragonés saben a la perfección que tendrán que luchar, ya que el delantero tiene otros pretendientes.

Cristo González, en un partido del Castilla

En Segunda División son muchos los equipos que estarían encantados de abrir sus puertas de par en par a Cristo. Pero también hay algún que otro Primera que también haría lo propio. Sin ir más lejos, el Valladolid de Ronaldo podría ser uno de ellos. El brasileño ya dijo hace varios meses que era "muy buen jugador".

[Más información - Ronaldo bendice a Cristo: "Es muy buen jugador"]