Cristo anotó un tanto ante el Inter de Madrid

Cristo anotó un tanto ante el Inter de Madrid E.E.

Cantera CASTILLA - DEPORTIVO B

El Castilla debe volver a la senda de la victoria contra el Fabril

El conjunto blanco perdió en su visita al Guijuelo, pero esta jornada recibe al filial del Deportivo, el colista.

El Castilla se enfrenta este jueves 18 a un partido clave en sus aspiraciones a luchar por el ascenso a Segunda División. Tras varias jornadas en las que se han medido a rivales directos por lo playoffs, esta vez reciben al colista. El Deportivo Fabril cierra el Grupo I de Segunda B.

Los gallegos certificaron el pasado fin de semana su descenso a Tercera. Tras perder en casa contra el Atlético de Madrid B, ya no tienen opciones matemáticas de mantener la categoría. Sin embargo, este hecho les convierte en un rival complicado, porque llegarán con el orgullo herido y con ganas de resarcirse.

Por su parte, los de Manolo Díaz, que llevaban una gran dinámica, sufrieron su primera derrota en más de un mes. Pese a que se adelantaron en el marcador con un gol de Cristo -que definió de forma magistral ante el portero del Guijuelo- y que los salmantinos se quedaron con diez jugadores por la expulsión de Iván, los mirlos merengues no fueron capaces de sumar ningún punto.

El Castilla se puede quedar con varias notas positivas de aquel encuentro. Por un lado, el Guijuelo no fue el claro dominador, de hecho hubo tramos donde los madridistas coparon el balón. Pero además la derrota también les coloca en una posición donde ganar es una obligación, porque antes de que empiece la 34ª jornada, están fuera de los cuatro primeros.

Tanto el Pontevedra como la Ponferradina les ha adelantado en la tabla. Si quieren mantener vivo el sueño de llegar al fútbol profesional, el primer filial debe cuajar un gran partido.

Entrar en contacto con los atacantes

Una de las claves para conseguirlo es conectar con la gente de tres cuartos de campo. La entrada de Alberto en el descanso del último duelo dejó en manifiesto los problemas que tuvieron para que Cristo o De Frutos fueran decisivos.

Aunque el tinerfeño fue el goleador de la tarde, en múltiples ocasiones se veía obligado a retroceder mucho, acercarse al medio campo para que los ataques castillistas tuvieran un mejor ritmo.

En el caso de De Frutos, las circunstancias no ayudaron. Pese a los intentos de sus compañeros, la superficie artificial favorecía los botes rápidos. El esférico no se frenaba, por lo que la mayoría de envíos en profundidad no encontraban su objetivo y salían por el fondo.

En este partido contra el Fabril, Luca podría volver a la portería. Belman fue el titular en el Municipal de Guijuelo porque el francés está compaginando su rol en el filial con el primer equipo. Al menos hasta que Thibaut Courtois esté plenamente recuperado, el natural de Marsella no volverá a ser un fijo entre los tres palos con Manolo Díaz.

Un final de liga apasionante

En caso de que consigan la victoria, el Castilla aumentará mucho sus posibilidades de cumplir su objetivo. El calendario es caprichoso y los siguientes rivales también van a estar en la parte alta de la clasificación.

Los mirlos han de aprovechar este pequeño valle, aunque ningún partido en Segunda B es fácil. En el fin de semana del 27, tendrán que jugar contra el San Sebastián de los Reyes en un derbi de alta tensión. Después, quedarán otros tres enfrentamientos contra equipos gallegos. El Coruxo, el Rápido de Bouzas y el Pontevedra serán los últimos rivales en liga.

Justo esa última cita promete tener un ambiente especial. Los dos conjuntos estarán en plena guerra salvo sorpresa y todo puede pasar.

Castilla - Deportivo Fabril

Castilla: Belman, López, Zabarte, Álex, Javi Sánchez, Jaume , De Frutos, Fidalgo, Cristo, Seoane y Fran García.

Deportivo Fabril: Alex Cobo, Valín, Mujaid, Fornos, One, Abeledo, Salles-Lamonge, Gandoy, Bicho, Montiel y Uxío.

Hora: 20:00 horas.

Árbitro: José Joaquín Gallego Gambin (Comité Murciano).

Lugar: Estadio Alfredo Di Stéfano (Madrid)

[Más información: Enzo, el hijo de Marcelo, 'tapa' a su padre y se lleva todos los piropos]