El Juvenil C del Real Madrid empató ante el Suwon Samsung Bluewings surcoreano en su segundo partido en el Torneo Al Kass. Los madridistas dominaron gran parte del encuentro, pero el equipo asiático logró adelantarse desde el punto de penalti. No obstante, con otra pena máxima lanzada por Pau en el minuto 89, consiguió un punto de oro en un partido el que Andri Gudjohnsen fue designado MVP.

Noticias relacionadas

Andri Gudjohnsen fue elegido MVP del partido

El encuentro comenzó con un absoluto dominio blanco. El equipo dirigido por Manu Fernández gozó de las dos primera ocasiones del partido. La primera llegó tras una buena combinación en la banda derecha que finalizó con un centro raso de Carlos que remató Fer. El centrocampista llegó con potencia desde atrás, pero el portero coreano se lanzó con una buena parada, de puros reflejos.

La segunda gran ocasión del partido llegó de las botas de Peter, que recibió en la frontal, se internó en el área y soltó un latigazo que fue repelido por la defensa asiática. Poco a poco, el Suwon se fue metiendo en el partido, y la posesión, completamente madridista en los primeros instantes de partido, llegó a un punto de igualdad máxima. 

El duelo se convirtió en un 'correcalles', un ida y vuelta en el que los acercamientos claros no se hicieron presentes a pesar de ello. Pasada la media hora, Andri Gudjohnsen dio el susto, quedándose tendido en el centro del campo dolorido. Sin embargo, la cosa no pasó de un tirón, pues el espigado delantero pudo continuar en el terreno de juego, siendo un peligro constante gracias a su envergadura.

Precisamente el potencial aéreo del hijo del exjugador del FC Barcelona y el desborde del citado Peter provocaron los mejores acercamientos del Madrid, mientras que el Sawun no pudo con la férrea defensa blanca y poner en apuros a Lucas Cañizares.

Pau salió en la segunda parte y cuajó otro gran encuentro

Los penaltis decidieron

El partido se fue al descanso sin goles y Manu Fernández movió ficha en busca de la victoria. Es por ello que al inicio del segundo tiempo realizó tres cambios: Pau por DacostaRomero por Fer y Retu por Alcaraz. Las sustituciones hicieron efecto y el Real Madrid salió en la segunda parte espoleado, en busca de un gol que no terminaba de llegar.

Pau se erigió en el líder de los merengues en esta segunda parte. Desde la banda izquierda, el catalán demostró por qué fue elegido MVP en el primer partido de los suyos en el torneo. Por sus botas pasaron las mejores ocasiones del partido, incluidas una internada en el área seguida de un potente disparo que despejó el portero rival y un magnífico centro para Peter, cuyo remate se fue rozando el larguero. Los blancos se crecían y Manu Fernández dio entrada al atacante Lancho por Adrián, centrocampista, en un intento por buscar un juego aún más ofensivo.

Sin embargo, la suerte no pudo ser peor para los merengues. En el minuto 70, Rafa se lanzó al césped en su propia área para despejar un balón, llevándose por delante a un jugador coreano. La colegiada del encuentro no dudó: penalti. Pese a las protestas del Madrid, ya que Rafa tocó balón y el contacto era mínimo, el VAR no cambió la decisión. Yong Joon Cho lanzó a la perfección, y pese a la buena estirada de Luca, el Sawun se adelantó en el marcador desde los once metros.

Esto no amilanó a los de Manu Fernández, sino todo lo contrario. El Real Madrid comenzó a acumular ocasiones en busca del empate. Un remate de Andri, que fue despejado en el último momento por el guardameta rival, un cabezazo de Víctor que se fue fuera, un fallo de Peter a puerta vacía anulado por fuera de juego, un disparo de Pau que se marchó desviado... Las llegadas madridistas eran constantes, pero el premio no llegaba.

Peter sufrió un duro golpe y tuvo que ser sustituido

Un punto de oro para el Juvenil C

Ni siquiera en una mala salida del portero rival, que acabó chocando duramente con Peter. Ambos jugadores quedaron doloridos sobre el césped, pero el extremo blanco se llevó la peor parte. Las asistencias médicas entraron en el campo, le vendaron la cabeza, pues sangraba abundantemente y tuvo que ser sustituido. Manu Fernández dio entrada entonces a Jesús. Los jugadores blancos reclamaron penalti, pero la colegiada señaló falta del atacante.

Con el Real Madrid lanzado, el Sawun tuvo un mano a mano que fue resuelto por Romero, quien, llegando desde atrás, desvió el disparo a saque de esquina. Finalmente, los intentos madridistas tuvieron su recompensa en el último minuto. Pau fue claramente agarrado en el interior del área mientras salía. La colegiada señaló falta, pero el VAR la corrigió y se decretó penalti. El propio Pau fue el encargado de lanzar la pena máxima, y no falló. Un potente tiro, ajustado al palo izquierdo del portero, puso el definitivo empate a uno en el marcador.

Con este punto, el equipo de Manu Fernández ya está en cuartos de final. Los blancos encabezan el grupo con cuatro puntos, por uno del Sawun y cero del Spartak. En la última jornada, coreanos y rusos se disputarán la clasificación y el Real Madrid será primero siempre que el conjunto asiático no logre vencer por dos goles de diferencia. El rival del Juvenil C será la Roma o el Kashima, ya que el PSG, actual campeón, está virtualmente eliminado al haber perdido contra los italianos y haber sacado solo un empate ante el equipo nipón.