El Real Madrid Castilla ha comenzado muy bien la temporada. El primer filial blanco todavía no conoce la derrota este curso y suma dos victorias y dos empates en los cuatro partidos disputados hasta este momento. El trabajo de Santiago Solari y sus chicos está dando sus frutos, y prueba de ello es el cuarto puesto en el que se sitúan en la clasificación.

Uno de los jugadores más destacados hasta el momento es Cristo. El futbolista canario es uno de los fijos de su entrenador, y el delantero está respondiendo a esta confianza sobre el terreno de juego. Ante Unionistas se estrenó esta temporada con un doblete pero, más allá de los goles, el nivel mostrado por el tinerfeño está dejando sin palabras a los aficionados.

Además, de los dos goles anotados, hay que sumar dos asistencias más a Franchu Vinicius en los encuentros contra los filiales de Las Palmas Atlético de Madrid, lo que hace que sea uno de los futbolistas con mayor participación en los tantos marcados hasta ahora por el Castilla. Sin embargo, esto no siempre fue así ya que su llegada al conjunto blanco el curso pasado fue muy complicada.

Cristo disputando el derbi de filiales

Un aterrizaje complicado en Madrid

Cristo llegaba a Madrid como una de las jóvenes estrellas del fútbol canario y con un gran futuro por delante. Venía con hambre de triunfar, pero su adaptación al equipo fue complicada. Pese a las ganas del tinerfeño, las cosas sobre el campo no le salían. Prueba de ello es que no consiguió estrenarse con la camiseta madridista hasta la jornada 19.

Pese a esto, Solari le siguió dando confianza. Cristo continuaba apareciendo en los once titulares y solo se quedó sin jugar en tres partidos de la competición doméstica en toda la temporada. Y los resultados comenzaron a llegar.

El cambio de Cristo a final de temporada

La segunda mitad de temporada fue la del cambio en la situación de Cristo. Empezó a ver puerta con más facilidad y su nivel de juego fue creciendo con el paso de los partidos. Así llegó a la jornada 33 con cinco goles anotados y, en esas seis últimas jornadas explotó. Marcó seis tantos que le permitieron pelear al Castilla por las posiciones de playoff de ascenso, aunque finalmente no lo consiguieran. Este buen momento de forma ha tenido continuación en este inicio de temporada. Es clave en el devenir del filial merengue este curso, Solari lo sabe y le dará la continuidad necesaria para que siga brillando como está haciendo en este inicio de campaña.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain