Toni Segura, hijo del exjugador Antonio Robaina, ha tomado la decisión de rescindir el contrato que le vinculaba como jugador del Real Madrid para afrontar nuevos retos en otro equipo. Tras conocer la decisión de que el Castilla no contaría con sus servicios para la temporada 2018/2019, el centrocampista canario no dudó en dejar de formar parte del club que ha visto una parte de su crecimiento como futbolista.

Noticias relacionadas

La escasez de minutos ha sido la razón fundamental por la que Toni se ha planteado tomar esta decisión. Durante el curso pasado, tan solo pudo contar con minutos en cuatro partidos como jugador del Castilla en Segunda División B. Más adelante, fue cedido al Recreativo de Huelva durante el mercado de invierno, pero únicamente se le vio sobre los terrenos de juego en 11 encuentros, de los que solo en cuatro asumió la titularidad.

Antes de que Toni Segura despertase el interés del Real Madrid para hacerse con su fichaje, el jugador nacido en Las Palmas de Gran Canaria empezó su carrera profesional en las categorías inferiores del Betis. El centrocampista vistió los colores verdiblancos durante dos temporadas, donde empezó a apuntar maneras y a demostrar sus grandes cualidades ofensivas.

Entrenamiento del Real Madrid Castilla

Ya como futbolista merengue, Toni siguió destacando por su verticalidad en ataque y por su excelente visión de juego para ocasionar peligro y repartir asistencias. Además, también demostró tener una gran faceta goleadora, y su técnica y su facilidad para asociarse con sus compañeros hicieron que su balor sobre el campo resaltase.

Sin embargo, no pudo disfrutar de todas las oportunidades que le hubiera gustado, y en el Recreativo tampoco tuvo el protagonismo que esperaba. Es por ello que el jugador ha decidido desvincularse del conjunto blanco, a esperas de que otro equipo muestre su interés en él y le asegure mayor confianza y protagonismo para no frenar su progresión.