Alberto Abalde no es jugador del Valencia Basket desde este martes. La ACB ha anunciado que el jugador ha depositado ya su cláusula de rescisión y, por tanto, se ha desvinculado del conjunto que dirige Jaume Ponsarnau. Era un secreto a voces, que se ha confirmado por fin y solo queda por dar el siguiente paso: su firma por el Real Madrid.

Noticias relacionadas

El alero gallego ha abonado este martes el importe de su cláusula de salida y queda desvinculado de Valencia Basket. Abalde llegó al equipo naranja en verano de 2016, y tras una temporada cedido en el Joventut de Badalona, ha defendido la camiseta del Valencia Basket en un total de 165 partidos en estas últimas tres temporadas, siendo el 24º jugador con más partidos con la camiseta taronja.

En esta última temporada con la camiseta del club valenciano, ha sido nombrado en el segundo mejor quinteto de la Liga Endesa, además haciéndolo como el mejor alero del quinteto, y junto a jugadores de la talla de Huertas, Hanga, Shengelia y Tavares.

Durante la Fase Final Extraordinaria de Valencia, las actuaciones de Alberto Abalde crecieron hasta los 14.8 puntos, 3 rebotes y 3.8 asistencias para 17.8 de valoración media, colaborando en la clasificación del equipo para las semifinales de la Liga Endesa.

El club quiere agradecer la profesionalidad, la entrega y el trabajo realizados por Alberto Abalde durante los 3 años que ha defendido la camiseta de Valencia Basket, en los cuales ha conquistado dos títulos, la Eurocup de 2019 y la Supercopa de 2017 y le desea lo mejor en su futuro, tanto a nivel profesional como personal.

Alberto Abalde se ha convertido en uno de los jugadores de moda del baloncesto europeo. Su gran temporada, unido a su polivalencia y a su capacidad para generar juego en ataque le hacían una pieza muy codiciada que ha estado tentado por los grandes de Europa. 

Su explosión anotadora, que tuvo su mayor expresión en la fase final excepcional de la Liga Endesa y sus buenos números desde perímetro han provocado que muchos clubes como el Real Madrid se haya terminado fijando en él para reforzar sus plantillas de cara al año que viene en el que la Euroliga se presenta como un gran desafío, debido a los enormes fichajes que se están haciendo. 

Los pretendientes de Abalde

El Real Madrid parece haberse adelantado al resto de pretendientes, que se extendían desde Milan hasta Barcelona, principalmente. El equipo de Ettore Messina, que está cerrando una plantilla galáctica a golpe de talonario, quería reforzar su juego exterior con el ya exjugador de Valencia Basket. 

Por su parte, el Barça soñaba con llevarse a Alberto Abalde para dar así un golpe de efecto en la Liga Endesa, debilitando a un rival directo como Valencia e intentando robar al Real Madrid una de sus mayores pretensiones. Además, hubiera sido el segundo gran fichaje del proyecto de Sarunas Jasikevicius tras la llegada hace unas semanas de Nick Calathes

[Más información: La Euroliga se olvida de la crisis económica: grandes fichajes en el verano marcado por el Covid-19]