Campazzo entra a canasta durante el partido de Euroliga entre Real Madrid y Baskonia

Campazzo entra a canasta durante el partido de Euroliga entre Real Madrid y Baskonia

Baloncesto REAL MADRID 70-69 KIROLBET BASKONIA

Campazzo vuela y guía al Real Madrid en un triunfo agónico sobre Baskonia

El argentino, con 10 puntos y 11 asistencias, fue el faro de un equipo blanco que sufrió para ganar. Los de Laso se quitan la espina de la derrota liguera.

Noticias relacionadas

El Real Madrid gana a Baskonia y logra su vendetta particular tras la derrota liguera en el mes de enero. Partido igualado de principio a fin que acabó llevándose el equipo blanco en un final agónico. Campazzo y Thompkins fueron los mejores de un Real Madrid que sufrió pero que acabó ganando. [Narración y estadísticas: Real Madrid 70-69 Kirolbet Baskonia]

Ya puede hacer un día espectacular en la capital de España que, si Baskonia va a visitar el Palacio de los Deportes, la noche se enfría cual nevera. Pero si fuera del WiZink, los grados rozaban el 'ni frío ni calor', dentro del feudo madridista la temperatura no tardó en crecer.

Como en la última visita de los baskonistas a la cancha blanca, el Real Madrid arrancó el partido con una marcha mas que su rival. Con Taylor como ejecutor principal, los de Laso mandaban en el luminoso por 14-10 cuando Ivanovic paró el choque por la calmada defensa que realizaba su equipo.

Después de la clásica 'bronca yugoslava', que los coaches de la escuela balcánica firman con asiduidad, Baskonia reaccionó y de qué manera. Las piernas de los azulgranas bajaron, a la par que sus nalgas, y lograron un parcial de 0-9 que puso punto y final al primer acto con 14-19 en el marcador.

Laso tenía que cambiar algo y dio entrada a Gabi Deck, para que el equipo ganara consistencia en la pintura, y a Thompkins para generar peligro exterior. Mejoró el equipo blanco en ataque con los dos cambios empezando con ganar velocidad en el movimiento de balón y encontrando así mejores posiciones exteriores. 

El tango lo baila Campazzo

Se acercaban los de Laso, pero cuando llamaban a la puerta siempre había algún jugador baskonista que les devolvía al portal. Shields y Janning aprovechaban los minutos sin Tavares para bailar en la pintura manteniendo así a los vascos por delante, pese al acoso merengue.

Pero el Facu aún tenía que decir su última palabra antes del final del segundo acto. Cogió el timón el capitán de Córdoba y guió el navío blanco en ataque y en defensa a la perfección. Con tiempo entre asistencia y asistencia para dar la mano a su defensor, Sergi García estaba siendo incapaz de frenarle, Campazzo comandó la reacción blanca y llevó el partido al 37-38 que imperaba en el luminoso al descanso.

El base argentino había acosado de tal manera a Christon, la novedad baskonista en su puesto de base, que le había llevado a cometer tres personales en apenas 13 minutos. Esa grieta en el puesto de uno debía de aprovecharla el conjunto blanco en la segunda mitad para llevarse el gato al agua.

Defensa como forma de vida

Campazzo, consciente de la hendidura generada, apretó los machos a Sergi García y voló en ataque para conectar con Tavares y con Deck y devolver al Madrid al liderato (49-44, minuto 25). Ivanovic paraba el partido ante la mejora del rival y volvía a insistir en la necesidad de apretar al base de los blancos nada más pasase la línea del centro del campo para así evitar una cómoda continuación de Tavares.

La orden parecía clara y concisa, pero el Madrid no sólo se había activado en ataque, la defensa blanca mejoraba por momentos y propiciaba que las 8 pérdidas de Baskonia se transformaran en 13 en menos de 6 minutos. La mejora del Madrid era clara, pero aún tenía que aparecer Shengelia en el partido para mantenerlo con vida. 

El de Georgia encadenaba tres acciones ofensivas de mérito para evitar que el Madrid se marchase en el marcador. Su equipo estaba necesitado de puntos y de referencias ofensivas y él tenía que dar el paso al frente. Lo dio, pero la defensa merengue rozaba la perfección y, con un tapón de Rudy sobre la bocina, el Madrid se marchaba por delante en el marcador antes del último acto.

Pero el 53-49 con el que arrancaron los últimos diez minutos no quería decir nada y muestra de ello llegó tras los primeros instantes del periodo definitivo. Christon, pese a llevar cuatro personales, demostraba el porqué de su fichaje, sumaba 6 puntos de manera consecutiva y daba la vuelta al partido, nuevamente. Parcial de 4-11 a favor de los de Ivanovic para volver a liderar el choque.

Campazzo lanza a canasta durante el duelo de Euroliga entre Real Madrid y Baskonia

Campazzo lanza a canasta durante el duelo de Euroliga entre Real Madrid y Baskonia

Laso volvía a dar entrada a Campazzo y es que Llull no acaba de encontrar el punto en la dirección en esta temporada. Fue entrar nuevamente el sudamericano y lograr parar el Madrid la inercia del partido. Sacó el Facu la quinta falta a Christon y volvió la igualdad al luminoso.

Agónico final

El partido volvía a apretarse y los nervios llegaban a una grada blanca, no acostumbrada a ver a su equipo sufrir tanto de manera tan reiterada. Pese al ascenso de temperatura en los costados del WiZink, los protagonistas no se dejaban influenciar y el partido llegaba igualado a los segundos finales.

Los últimos ataques del Madrid, pese a haber estado bien organizados y dirigidos, no hacían sonar las redes de su rival pero les dejaba siempre segunda opción. 27 segundos restaban para el final y el balón pertenecía al conjunto blanco con 66-65 en el marcador.

Fallaba el Facu un triple que habría dado por finalizado el partido, pero el Madrid volvió a coger el rebote para que Campazzo, en su faceta preferida, encontrase a Thompkins solo debajo de canasta. 68-65 e Ivanovic que pedía un tiempo muerto en busca de la heroica. Apostó el técnico balcánico por una canasta 'sencilla' de Shengelia y jugársela a defender.

Thompkins era el jugador encargado de ir a la línea de tiros libres y, tras fallar uno, daba opción a Baskonia de ganar el partido. Shields, con todo el Madrid fijándose en el perímetro, anotaba una bandeja que empataba el choque a falta de cuatro segundos. Las manos más rápidas de Argentina, las del Facu, buscaban rápido el balón y cortocircuitaban la cabeza de Stauskas que cometía una falta ilusa que dejaba al Madrid el triunfo en bandeja.

Anotó el primero el Facu y lanzó el segundo a fallar para que la bocina sonase con todo el Palacio levantado celebrando el triunfo. Después de dos horas de sufrimiento, el Madrid logra un nuevo triunfo en Euroliga que le mantiene en los puestos de cabeza y le hace empezar con buen pie una semana con tres partidos que sirve de entremés para la Copa del Rey.

Real Madrid 70-69 Kirolbet Baskonia

Real Madrid: Campazzo (27), Causeur (5), Taylor (4), Randolph (6), Tavares (8) - quinteto inicial - Rudy (0), Reyes (-), Deck (10), Llull (0), Carroll (-), Thompkins (20), Mickey (4).

Entrenador: Pablo Laso.

Kirolbet Baskonia: Christon (6), Janning (11), Shields (14), Shengelia (12), Eric (8) - quinteto inicial - González (-), Diop (0), García (5), Fall (2), Stauskas (0), Polonara (2), Dragic (9).

Entrenador: Dusko Ivanovic.

Árbitros: Pukl, Mogulkoc, Mantyla.

Parciales: 14-19| 23-19| 16-11| 17-20

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 23 de la Euroliga disputado en el WiZink Center, Madrid.