Thompkins intenta anotar en el partido de Liga Endesa entre Real Madrid y Herbalife Gran Canaria

Thompkins intenta anotar en el partido de Liga Endesa entre Real Madrid y Herbalife Gran Canaria

Baloncesto REAL MADRID 92-76 HERBALIFE GRAN CANARIA

El Real Madrid se impone a Herbalife Gran Canaria y cierra con pleno una semana vertiginosa

Tres de tres para los blancos en menos de siete días. Los menos habituales fueron protagonistas contra un Herbalife al que le pesó el mal arranque.

Noticias relacionadas

Nueva victoria del Real Madrid ante su afición. El equipo blanco venció a Herbalife Gran Canaria (92-76), continuando así su buen hacer en casa, con un gran partido de algunos de los menos habituales como Laprovittola o Thompkins. Gran Canaria, pese a que peleó hasta el final, no pudo reponerse de su mal arranque.  [Narración y estadísticas: Real Madrid 92-76 Herbalife Gran Canaria].

Tres partidos en seis días son muchos para cualquier afición y/o amante del baloncesto, sin embargo, el Real Madrid siempre provoca caras nuevas de alucine. 45 minutos para el comienzo y una familia se sentaba con las piernas tambaleando y con la boca desencajada entusiasmada con el calentamiento de los jugadores de Laso. Aún quedaba un mundo para presenciar el espectáculo que se avecinaba, pero ellos ya rozaban la ilusión de una mañana de Navidad.

Laprovittola en versión MVP

Nada más realizar el salto inicial, los de Laso, con un quinteto novedoso con Llull y Laprovittola a los mandos, apostaban por la agilidad que tanto divierte al público merengue. Con Nico realizando sus mejores minutos como base del conjunto blanco, y con Garuba secando a Costello, el Madrid obligaba a Katsikaris a parar el partido con 15-8.

Laprovittola y Llull, durante el partido de Liga Endesa entre Real Madrid y Herbalife Gran Canaria

Laprovittola y Llull, durante el partido de Liga Endesa entre Real Madrid y Herbalife Gran Canaria

El técnico griego no iba a permitir que el partido se le fuese de las manos e introdujo a Beirán y Bourousis para recuperar la concepción táctica del choque. Tras un atisbo de mejora, Herbalife siguió sufriendo las diabluras de Laprovittola y de Llull a la par que frenó su acierto de cara a canasta. Con 23-14 se cerró un primer cuarto marcado por la excelsa dirección del último MVP de la Liga Endesa y que presagiaba un devenir muy blanco.

Si en lo ofensivo el Real Madrid estaba siendo un auténtico éxito, en la parcela defensiva también rozaba la perfección. Se sentaba Laprovittola, entraba Campazzo y el Madrid seguía haciendo transiciones vertiginosas que obligaban a Katsikaris a parar nuevamente el choque (29-16, minuto 14). Las voces técnico griego retumbaban en las plácidas gradas de un Palacio de los Deportes que se deleitaba con tranquilidad del buen hacer de los suyos.

Pese a la bronca, el Madrid ya había activado el modo apisonadora y fluía por la pista sin un rival delante que pareciera ponerle en apuros. Laso rotaba mucho el juego interior del equipo merengue sin que Katsikaris encontrara respuesta de los suyos. Con Costello en el banquillo sin apenas influencia en el juego, Bourousis se acunaba en el triple y facilitaba así las defensas de Randolph y Thompkins. Corrían los minutos, el Madrid ampliaba ventaja y el partido se marchaba al descanso visto para sentencia (48-30).

Gran Canaria enrabieta el partido

Voló el Madrid en los primeros 20 minutos y siguió flotando en el arranque del tercero con Llull como asistente y Garuba por los cielos como ejecutor. No se amedrentó Gran Canaria y empezó a fluir en ataque como se presuponía para un equipo con ese roster. Con la mejora en defensa como valor principal, la figura de Shurna aparecía para apretar el partido (52-42, minuto 25) y hacer fruncir el ceño a los madridistas.

Deck, durante el partido de Liga Endesa entre Real Madrid y Herbalife Gran Canaria

Deck, durante el partido de Liga Endesa entre Real Madrid y Herbalife Gran Canaria

Siguió acercéndose el conjunto insular durante los minutos siguientes y el choque pedía a gritos que Campazzo o Laprovittola volvieran a los mandos del juego blanco. Mientras que el cambio llegaba a la mente del técnico merengue, Carroll, con un triple en contraataque, ponía fin a su enfado con el aro rival antes de marcharse al banquillo. Fue entonces cuando Laso introdujo al ex de Joventut. Frenó la plantilla merengue la reacción canariona aunque el partido estaba en el candelero antes del cuarto definitivo (66-58).

Facu y Laprovittola, al rescate

En el final del tercer periodo ya se había visto una mejora del equipo blanco con Laprovittola como base, y, en el arranque del último, acabó por confirmarse la mejora. El Facu acompañaba a su compatriota, devolvían al Madrid la veintena de puntos de ventaja y acababan con las opciones de los de Katsikaris en apenas dos minutos.

Con los de Laso fluyendo sobre el parqué, Rudy protestaba de más una acción sin excesiva importancia y acababa en los vestuarios antes de tiempo tras dos técnicas. No deshilachó este hecho el buen ritmo de un conjunto merengue que supo llevar el partido a morir en la orilla.

Sumando puntos Laprovittola y  Nakic, el choque puso punto y final certificando el Madrid su novena victoria en Liga Endesa (87-63) en diez partidos. Khimki, CSKA y Herbalife han caído en esta semana vertigiosa en las fauces de un equipo merengue siempre ávido de triunfo. El Zenit de Joan Plaza y de Gustavo Ayón espera ya a un Real Madrid claramente al alza.

Real Madrid 92-76 Herbalife Gran Canaria

Real Madrid: Laprovittola (16), Llull (13), Deck (6), Randolph (5), Garuba (4) - quinteto inicial - Causeur (3), Rudy (3), Campazzo (9), Nakic (3), Carroll (5), Tavares (12), Thompkins (11).

Entrenador: Pablo Laso.

Herbalife Gran Canaria: Cook (10), Harper (11), Okoye (2), Shurna (12), Costello (6) - quinteto inicial - Beirán (11), Burjanadze (2), Bourousis (6), Pauli (4), Diop (0), Radicevic (12), Santana (-).

Entrenador: Fotis Katsikaris.

Árbitros: Perea, Aliaga, Mendoza.

Parcial: 23-14| 25-16| 18-28| 26-18.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 10 de la Liga Endesa, disputado en en el WiZink Center, Madrid.