Llull entra a canasta durante el partido de la Liga Endesa entre Real Madrid y Unicaja

Llull entra a canasta durante el partido de la Liga Endesa entre Real Madrid y Unicaja

Baloncesto REAL MADRID 82-71 UNICAJA

El Real Madrid no da opción a Unicaja y suma su octavo triunfo consecutivo en Liga Endesa

El conjunto blanco sigue intratable en el campeonato nacional y firma una nueva victoria. Partido coral de los de Laso para seguir imbatidos en liga.

Noticias relacionadas

Octava victoria consecutiva del Real Madrid en Liga Endesa. Los hombres de Laso se impusieron a Unicaja y se mantienen invictos en el campeonato nacional. La buena defensa merengue marcó el ritmo de un partido teñido de blanco de principio a fin.[Narración y estadísticas: Real Madrid 82-71 Unicaja]

Seis de la tarde. Media hora para el comienzo de la octava jornada de la Liga Endesa y en la grada, las caras de asombro solo se rompían para hablar del resultado electoral. El cosquilleo por el resultado de las elecciones más largas de nuestro país, solo era paliado por la emoción de volver a ver al mejor equipo de Europa ganar en liga.

Tavares y Deck, al mando

Después de ganar sobre la bocina a Baskonia y de romper el mal fario fuera de casa en Euroliga, llegaba el Real Madrid al duelo contra Unicaja con el pie en el acelerador. Laso apostó por su quinteto más físico en el inicio, para paliar uno de los fuertes del equipo andaluz, y la estrategia salió de lujo.

13-5 de parcial en los primeros cinco minutos para dejar en nada los centímetros y kilos de Toupane, Ejim y Elegar. La cantidad de juego que absorbió Adams no benefició a un Unicaja incapaz de sobreponerse a Tavares y a las transiciones de Deck. Con Jaime Fernández en la dirección del equipo malagueño las cosas mejoraron para los de Casimiro, pero la diferencia al término de los primeros diez minutos seguía rondando la decena de puntos (21-13).

El técnico de Unicaja reunió a los suyos al término del primer cuarto y pareció meterles la sangre que les faltó en los diez minutos iniciales. Con Gerun comiéndose a Mickey en la pintura y con Adams encontrando huecos en la zona merengue, el cuadro andaluz se acercaba en el marcador. La defensa del Madrid había bajado una marcha y la distancia en el luminoso era sostenida por el acierto de Carroll y Rudy desde el perímetro (seis triples anotó el conjunto blando en el segundo cuarto). El alero balear, en plena defensa merengue de su renta, daba el susto al llevarse las manos al gemelo y solicitar el cambio.

El contratiempo de Rudy activó a un Real Madrid que, tras un tapón increíble de Garuba, volvió a su ritmo en ambos lados de la pista y mandó el partido al descanso con un 46-37 más que justo tras lo visto en pista. Restaban 20 minutos para el término del choque. En la mano del equipo de Laso estaba el poner más tierra de por medio con sus perseguidores. La derrota de Casademont Zaragoza contra el Joventut hacía que, si el Madrid se llevaba el gato al agua, la distancia con los segundos (el Barcelona y el propio Zaragoza) se ampliara a un triunfo más.

El Madrid aprieta el acelerador

Tras el notable ritmo anotador vivido en el segundo periodo, el partido volvió del descanso con el mismo guión para el Real Madrid, no en cambio para Unicaja. Siete puntos seguidos de los blancos, con dos robos incluidos, ponían la máxima ventaja del partido sobre el tablero (53-37). Los hombres de Laso fluían sin nerviosismo por la pista, encontraban las mejores opciones en ataque y desarbolaban todo el planteamiento defensivo del equipo andaluz.

La tercera personal de Deon Thompson 'obligaba' a Casimiro a hacer alguna variación. Aportaba el técnico del cuadro andaluz por Guerrero y el tiro le salía por la culata. Una pérdida del poste y un fallo bajo el aro eran respondidos por Causeur. El francés anotaba desde dentro y desde fuera para poner una nueva máxima (60-42), mientras que Laso se desesperaba con el papel arbitral. La labor de los colegiados empañaba el final de un tercer cuarto que se fue apagando malamente, en cuanto a progresión ofensiva, con el paso de los minutos.

Sin rival en Liga

Diez minutos restaban para que el Madrid sumara un nuevo triunfo en Liga Endesa y el marcador mostraba un 62-51 que dejaba clara la gran labor en defensa de los merengues. Y fue entonces cuando el Palacio reconoció el esfuerzo del equipo en su propio aro gracias a dos tapones de Tavares. El pívot caboverdiano, que ya volvió a su feudo taponador contra el Estrella Roja, volvió a intimidar como solo él sabe para frenar el ritmo ofensivo de Unicaja.

Tavares pelea un rebote durante el partido de la Liga Endesa entre Real Madrid y Unicaja

Tavares pelea un rebote durante el partido de la Liga Endesa entre Real Madrid y Unicaja

Si Tavares ponía la tapa al aro blanco, Llull destapaba la canasta malagueña para mantener los once puntos de ventaja en el marcador a falta de cinco minutos para el final (68-57, minuto 35). Pese a que la ventaja del Madrid era cómoda, la afición blanca arremetía contra los colegiados por la diferencia de faltas. Mientras que la grada se cebaba con los árbitros, Tavares seguía a su partido. Acabó muriendo el choque con un enorme tapón del pívot caboverdiano, que sigue su puesta a punto hacia su mejor nivel, y que también deja muestra tangible de la mejoría blanca en defensa.

En definitiva, el Real Madrid parece no tener rival en España, más que el Barcelona, y suma su octavo triunfo consecutivo en Liga a costa de un Unicaja que fue un quiero y no puedo constante. Los de Laso, a pensar ya en el ardiente partido que llega este jueves al Palacio. Los blancos reciben al Barcelona en Euroliga en un duelo en el que saltarán chispas.

Real Madrid 82-71 Unicaja

Real Madrid: Llull (13), Taylor (5), Deck (12), Randolph (10), Tavares (10) - quinteto inicial - Causeur (5), Rudy (3), Campazzo (5), Laprovittola (6), Garuba (0), Carroll (8), Mickey (5).

Entrenador: Pablo Laso.

Unicaja: Adams (16), Ejim (4), Thompson (7), Toupane (5) Elegar (0) - quinteto inicial - Jaime Fernández (2), Avramovic (6), Díaz (0), Waczynski (2), Guerrero (2), Suárez (16), Gerun (11).

Entrenador: Luis Casimiro.

Árbitros: Pérez Pizarro, Padrós, Castillo Larroca.

Parciales: 21-13| 25-24| 16-14| 20-20|

Información: Partido correspondiente a la Jornada 8 de la Liga Endesa, disputado en el WiZink Center, Madrid.