Carroll, en un momento del partido del Real Madrid y el Maccabi

Carroll, en un momento del partido del Real Madrid y el Maccabi EFE

Baloncesto REAL MADRID 86-85 MACCABI

Carroll mantiene al Real Madrid invicto tras un final de infarto contra Maccabi

Duelo igualado de principio a fin que finalmente se llevaron los blancos con un triple del americano casi sobre la bocina. Los de Laso siguen imbatidos.

Noticias relacionadas

Triunfo idílico del Real Madrid frente a un Maccabi soberbio y peleón. Los de Laso no pudieron romper el partido por culpa de Wilbekin. Carroll, con un triple casi sobre la bocina, decantó el duelo y mantuvo a los merengues invictos. [Narración y estadísticas: Real Madrid 86-85 Maccabi FOX Tel-Aviv]

El run-run por los aledaños del Palacio era más que palpable. Si la ilusión por esta temporada era alta, la llegada de Mejri ha acrecentado el sentimiento. En las cañas previas al duelo el comentario era siempre el mismo: "Con Mejri no hay quien nos pare". Esta sensación se plasmó en forma de ovación para un Salah Mejri, emocionado en su vuelta al Palacio de los Deportes.

Ovaciones y predicciones a parte, arrancó el duelo entre dos históricos de esta competición en la segunda jornada de la Euroliga. Con más respeto que desparpajo, afrontaron Real Madrid y Maccabi el inicio del duelo. Los israelíes, con Tarik Black a la cabeza, anotaban con facilidad en la zona aprovechando el hueco que generaba el poste americano. Pero si el equipo de Tel-Aviv no sudaba para anotar, el Madrid tampoco lo hacía pese a los dos malos primeros minutos.

La magia del Facu y el acierto de Rudy y Randolph hacían de menos la aportación de Wilbekin y levantaba a un Palacio que empezaba a prever que el partido no iba a brillar por sus defensas. Con igualdad total (22-22) se llegaba al término un primer cuarto que servía de preludio del recital que iba a dar Jordan Mickey.

Mickey da alas al Madrid

Hay un aeropuerto en Dallas que se llama Aeropuerto Dallas LoveDe esta ciudad es Jordan Mickey y uno, al verle jugar, nota la misma sensación que al leer el encantador nombre de este aeródromo. Mickey dio un auténtico recital en la pintura en el segundo periodo. 10 puntos, casi consecutivos del pívot blanco, situaban al Madrid con cierta diferencia en el marcador. A la labor del poste se unió la de Llull. La cosa iba de aviones. Entre ambos, sumaron 16 de los 28 puntos que anotó el conjunto de Laso en el segundo acto. 

El notable rendimiento madridista pillaba descolocado a un Maccabi que pedía a gritos que Wilbekin y Dibartolomeo jugaran juntos. Sfairopoulos no abría los ojos y solo Bryant (con 11 tantos en este periodo) daba la cara como era debido. Pasaban los minutos y, por fin, el técnico griego dio con la tecla que dicha. Con la entrada de los dos bases, Maccabi palió en cierta medida la sangría defensiva y se marchaba al descanso solo 6 abajo. (50-44)

Remontada israelí detenida

Tras el parón del descanso, dedicado a los chavales de la Fundación del Real Madrid, apareció en escena Advija. El alero más prometedor del baloncesto israelí entraba en escena y su primera aportación fue un tremendo tapón para desubicar el Madrid y cimentar un parcial de 9-0 que obligó a Laso a pedir tiempo muerto. Mención especial merece el sobresaliente mate que realizó Tarik Black para posterizar a Randolph. 

Facundo Campazzo, durante el duelo de Euroliga contra Maccabi FOX Tel-Aviv

Facundo Campazzo, durante el duelo de Euroliga contra Maccabi FOX Tel-Aviv

Eso si, el ala-pívot blanco no se iba a dejar intimidar y, tras el minuto pedido por el míster merengue, se entonó para sacar al Madrid de la crisis. Cinco puntos suyos, unidos a los triples de Campazzo y Taylor devolvían al conjunto madridista a la cabeza del partido. Pero esta vez Maccabi no se iba a dejar ir. Dibartolomeo dirigía a los suyos en la anotación y mandaba el partido al último periodo con un 65-65 y todo por decidir.

Final de infarto

No comenzaba el último periodo de la mejor manera posible para los blancos. Cuatro faltas personales casi consecutivas en el primer minuto y medio complicaba las cosas a los de Laso de cara a un final igualado. Los minutos corrían sin tiempo para asimilar las enormes acciones ofensivas que ambos equipos iban dejando y al ecuador el último periodo, con todo el Palacio animando, Deck anotaba a aro pasado para poner un 72-72 no acto para cardíacos.

Wilbekin anotaba sin piedad, pero ahí aparecía Carroll para demostrar que 'La Metralleta de Wyoming' ha vuelto al mismo nivel que se marchó por la lesión. Esta partida de ajedrez que Sfairopoulos y Laso estaban teniendo en el último periodo iba encaminada a unas tablas hasta que el Palacio apareció. Cuando la afición madridista aprieta, el pavor se apodera del rival y la plantilla blanca se contagia. Pero, nuevamente Wilbekin, paraba la euforia merengue desde la línea de personal. Respondió Mickey y todo estaba igualado a falta de dos posesiones. El base americano anotaba una bandeja valiosísima con un solo pie y pedía el cambio a falta de 11 segundos. Su partido había terminado, su tobillo no daba más de si. 

Tiempo muerto blanco y el momento decisivo llegaba. Y es que el final no podía estar mejor escrito. Los de Laso movían el balón con inteligencia, encontraban a Carroll en el perímetro y el de Wyoming, que volvía de lesión, que había sostenido al equipo en los momentos decisivos y que siempre está cuando se le necesita, anotaba un triple majestuoso para que el partido cayera del lado blanco.

Nuevo triunfo del Madrid esta temporada. El equipo merengue se mantiene invicto en competición oficial y vuelve a dar a su afición una victoria apasionante que demuestra nuevamente lo maravilloso que es el baloncesto.

Real Madrid 86–85 Maccabi FOX Tel-Aviv

Real Madrid: Campazzo (10), Rudy (6), Taylor (6), Randolph (11), Tavares (2) - quinteto inicial - Llull (6), Laprovittola (-), Deck (8), Causeur (7), Mickey (16), Garuba (-), Carroll (14).

Entrenador: Pablo Laso.

Maccabi FOX Tel-Aviv: Wilbekin (22), Wolters (7), Zoosman (0), Acy (3), Tarik Black (5) – quinteto inicial – Cohen (4), Hunter (2), Advija (0), Dorsey (4), Dibartolomeo (15), Bryant (15).

Entrenador: Ioannis Sfairopoulos.

Parciales: 22-22| 28-22| 15-21| 21-20

Árbitros: Javor, Paternico, Obrknezevik.

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 2 de la Euroliga, disputado en el WiZink Center, Madrid.