Campazzo, MVP de la final de la Supercopa ACB. Foto: ACB Media

Campazzo, MVP de la final de la Supercopa ACB. Foto: ACB Media

Baloncesto SUPERCOPA ENDESA

Campazzo consigue el MVP de la Supercopa Endesa tras derrotar al Barcelona

El base argentino fue elegido mejor jugador del torneo tras acabar con el equipo blaugrana en la final. 

Noticias relacionadas

Uno de los mejores jugadores del Rel Madrid la pasada campaña y no iba a faltar a su cita con la importancia en el equipo este año. Campazzo ha conseguido el trofeo de MVP de la Supercopa Endesa tras ganar al Barcelona en la final (79-89) y conseguir el sexto trofeo en el palmarés blanco. 

El jugador ha atendido a los micrófonos de Movistar tras el encuentro. Al ser preguntado por la importancia del MVP, el base y subcampeón del mundo ha querido restar importancia. "Secundario, es algo totalmente secundario. La verdad que ganar de la manera que ganamos ayer y el buen juego de hoy gran parte del partido tiene mucho mérito", afirmó el argentino. 

"Cuando el equipo anda bien, las individualidades se elevan y es muy bueno empezar con el pie derecho" aseguró el Facu. Al ser preguntado sobre la ilusión y felicidad de ganar un título en casa (el torneo se jugaba en el WiZink) ante el Barça, el argentino recalcó la importancia de la afición: "Nada mal, nada mal. La gente hizo su partido". 

"Empezar con esta manera con un título siempre es bueno para seguir sumando confianza para el resto de la temporada", confirmó el base argentino. Este, que jugó la final del Mundial de China el pasado domingo, recalca la importancia de ir rodado y comenzar la competición a buen nivel: "Bien, tenía muchas ganas de volver a jugar acá. Es bueno venir con ritmo de juego así que es mejor la pretemporada que el resto". 

El Madrid con ello se asegura comenzar con buen pie una temporada que promete ser más disputada que nunca y donde su máximo rival, el Barça, se ha reforzado de lujo buscando conseguir los títulos que añora en los últimos años. 

[Más información: El Real Madrid gana al Barcelona la Supercopa y disipa el efecto Mirotic]