El Real Madrid se ha impuesto sin mayores problemas al Fenerbahce en la pelea por el tercer y el cuarto puesto de la Euroliga y el marcador ha reflejado un abultado 75-94 a favor de los blancos. No obstante, este premio de consolación no ha terminado de contentar al equipo de Pablo Laso, pues todos tenían en mente llegar a la gran final y luchar por el título, sin encontrarle sentido a este encuentro.

Noticias relacionadas

Gustavo Ayón ante el Fenerbahce Reuters

Así lo ha reflejado Rudy Fernández en las declaraciones del postpartido. El '5' merengue ha hecho hincapié en la jugada de la lesión de Erick Green y que se han comprometido a la exigencia del calendario para disputar el choque: "No deberíamos jugar este tipo de partidos. Ya has visto la mala situación y la lesión de Green. Es una jugada de mierda y un partido de mierda. Lo tenemos que jugar porque está en el calendario de la Euroliga".

Por otra parte, sobre la moral con la que se encuentra la plantilla tras la victoria, Rudy ha reflejado que el planteamiento de juego salió bien y que ello les sirvió para ganar, pero que no les sirve como premio de consolación tras haberse quedado a las puertas de la final: "Tratamos de jugar bien, y estamos felices con la victoria, pero no nos importa demasiado".

Un tercer puesto con sabor a poco

Lo cierto es que la derrota contra el CSKA Moscú en las semifinales dejó muy tocada la moral del Real Madrid, pues habían realizado un trabajo muy duro y persistente a lo largo del año para tener opciones de pelear por el título. Al no cumplirse los pronósticos, la victoria por el tercer puesto ha sabido muy poco al equipo de Laso y esperan que la temporada que viene no se vuelva a repetir la misma situación.

[Más información: El Madrid se despide de la Euroliga con la cabeza alta y Ayón se luce ante el Fenerbahce]