El equipo junior ha conseguido levantar el trofeo de campeones del Campeonato de España, en la cancha del Tecnyconta Zaragoza. El Príncipe Felipe fue testigo de un nuevo Clásico que concluyó con un 99-75 a favor de los blancos.

Noticias relacionadas

Durante los primeros minutos, el Barcelona demostró que había mejorado su equipo, con más presencia interior, pero finalmente Amar Sylla y, sobre todo, Usman Garuba, al que eligieron como el MVP, fueron demasiado para la defensa culé. Los azulgranas no fueron capaces de igualar la capacidad física de los merengues.

Pero la estrella absoluta del choque fue Mario Nakic. El serbio, que llegó a la cantera madridista en 2015 procedente del Partizán de Belgrado, destacó gracias a sus veinte puntos y 47% en tiros de campo -un porcentaje alto para los 17 lanzamientos intentados-.

Un nuevo esloveno despunta en la cantera

Desde el perímetro, otro hombre que ha tenido un buen papel ha sido Ziga Samar. El esloveno se fue hasta los 22 de valoración. El exjugador del Union Olimpija Ljubljana, mismo club del que salió Luka Doncic, se quedó cerca del triple doble -en total consiguió 12 puntos, seis asistencias y la misma cantidad de rebotes-.

Pero más allá de los números, su presencia sobre el parqué provocó que el Madrid se escapara en el marcador. La diferencia en el electrónico con el balcánico en pista fue de 35 tantos a favor de los blancos.

Los jugadores del Junior del Real Madrid de Baloncesto celebran el Campeonato de España

Por parte de los blaugrana, el máximo encestador fue Digbeu Champion con 17. Una cifra que no fue suficiente para evitar que los merengues sean campeones nacionales por tercer año consecutivo.

[Más información: El Madrid quiere mantener las buenas sensaciones ante el equipo revelación de la ACB]