El Real Madrid ha firmado un mes brillante. Desde la primera victoria en tierras canarias, acabó el mes con otro triunfo en Burgos. La racha viene dada por la buena gestión de Pablo Laso, que ha sacado lo mejor de sus jugadores en el momento clave de la temporada. El regreso de Llull también ha sido clave para esta mejoría.

Noticias relacionadas

La racha comenzó en la Liga a domicilio ante el Herbalife Gran Canaria (71-77) y continuó con el Obradoiro (94-70) en el WiZink Center. En los cuartos de final del playoff de la Euroliga, el Real Madrid ganó la serie por 3-0 frente al Panathinaikos y se convirtió en el primer equipo en clasificarse para la Final Four. En las tres últimas jornadas de la Liga ACB, los madridistas han derrotado al Cafés Candelas Breogán (94-89), UCAM Murcia (80-82) y San Pablo Burgos (84-102).

En ACB el equipo ha vuelto a pelear por el liderato y tiene las mismas victorias que el Barcelona. En Euroliga el equipo ha funcionado de la mejor manera y en 10 días disputará la Final Four. Un equipo que ya piensa en la fase final de la campaña, donde espera volver a repetir sus dos títulos. 

Pablo Laso da órdenes a Campazzo y Llull en el duelo ante UCAM Murcia ACBMEDIA

Un equipo con alma

La última derrota llegó el 4 de abril, desde entonces se ha visto un equipo más fuerte y con menos puntos débiles. El gran momento de todas las piezas claves está aportando regularidad, además las lesiones han frenado y todos los jugadores llegan en su mejor momento a falta de retocar ciertas cosas. El trabajo del bloque sobresale sobre los nombres propios, ya que otros equipos basan su juego en una estrella, mientras que el Madrid basa su juego en todos y cada uno de los jugadores de la plantilla, como se vio en la eliminatoria ante los griegos. 

[Más información: Pablo Laso: "Tenemos que seguir aspirando a quedar lo más arriba posible"]