El Real Madrid ha logrado la victoria y la clasificación para la Final Four en el OAKA. En una exhibición coral, el equipo de Pablo Laso ha ganado 3-0 al Panathinaikos, que llegaba en un estado de forma excelso, pero no ha podido plantar cara al vigente campeón de Europa. Los jugadores estaban muy felices, y en su llegada al vestuario han sido recibidos por Alberto Herreros

Noticias relacionadas

Los jugadores han llegado felicitándose y dando abrazos al cuerpo técnico y directiva. En una serie en la que no estaba Sergio Llull, el equipo ha demostrado su orgullo y ha logrado una victoria contundente con un gran Campazzo, que ha sido dueño y señor de la eliminatoria. Otro jugador que ha sorprendido ha sido Taylor, siendo el único en superar los 10 puntos en los tres choques de la serie. 

Una plantilla que ha sufrido varias lesiones ha encontrado el mayor premio, una clasificación para la Final Four, la sexta en ocho temporadas. El equipo de Pablo Laso ha demostrado que es un serio candidato a repetir su trono, ya que ha sido el primero y único en clasificarse tras los tres primeros partidos. 

[Más información: Pablo Laso: "Si hemos vencido en el OAKA es porque hemos jugado como equipo"]