El pasado jueves, los Dallas Mavericks perdieron contra los Minnesota Timberwolves. En ese partido, Luka Doncic consiguió su vigesimotercer doble-doble. De esta manera igualó también a Oscar Robertson como el único jugador de primer año de la historia en terminar la temporada regular con una estadística superior a 20 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias.

Noticias relacionadas

Sin embargo, uno de los momentos más destacados de la noche fue cuando unos aficionados le pidieron al esloveno que lanzara desde el banquillo sentado. El exjugador del Real Madrid aceptó y el tiro entró limpio en el aro. En ese mismo instante se giró hacia los hinchas y les preguntó si lo habían grabado. Entre risas, los asistentes contestaron afirmativamente.

Este es un ejemplo más del carisma que exhibe cada día el actual MVP de la Euroliga. Doncic sigue en plena carrera por el premio a Mejor Rookie del Año. Trae Young se lo ha puesto complicado en los últimos meses, pero hay un clamor popular para que el balcánico se haga con el galardón.

[Más información: El brutal 'roto' de Luka Doncic a su rival casi sobre la bocina]