Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, puso el acento en la exigencia que tiene el club  y sus jugadores de "competir" en todos los partidos, algo que han hecho en las últimas semanas pese a tener el objetivo europeo cumplido hasta este momento.

"El resumen de esta liga regular es muy bueno para nosotros, con un número de victorias alto y la clasificación entre los cuatro primeros. Se nos ha escapado algún partido al final, pero también hemos ganado alguno en los últimos segundos", dijo Laso. Respecto al estado físico del equipo, el entrenador informó de las dudas para jugar contra el Zalgiris.

"Sergi Llull ha tenido un problema durante el entreno en el 'isquio', Rudy no se ha entrenado porque está tocado del tobillo y teníamos que darle algún día libre, Randolph es el que parece que está bastante mejor y se ha entrenado con normalidad y Gabi (Deck) ha entrenado aunque no completo, con lo cual los cuatro son dudas para este miércoles", explicó. El Zalgiris llega con opciones de playoff, lo que le hace más peligroso si cabe.

Rudy Fernández contra el Zalgiris. Foto: euroleague.net

"El Zalgiris tuvo un comienzo difícil porque perdió muchos partidos en casa y eso lo ha ido arrastrando, pero se ha mantenido muy competitivo y está ahí con opciones hasta el último día. La victoria en Olympiacos el otro día ha sido un paso muy importante y para ellos es un partido a vida o muerte; si pierden están fuera. Eso le da una dificultad extra al partido", subrayó Laso.

Exigencia

"Sabemos que juegan con mucha exigencia física, con mucha rotación, aprietan mucho en defensa. Nos costó mucho ganar allí en la primera vuelta", siguió el técnico. El entrenador, que apuntó no tener "ninguna preferencia" en playoff, comentó la exigencia de sus jugadores de competir.

"Para cualquier jugador del Real Madrid jugar en Euroliga es lo máximo, evidentemente no puedo engañarles y decirles que nos jugamos la vida. Estamos en esta situación desde hace tres o cuatro semanas y el equipo ha sido capaz de competir y eso es algo que exijo a mis jugadores y ellos aceptan", observó.

"Debemos preocuparnos de nosotros, no de los demás. Es normal que la motivación, sobre el papel, sea mayor del Zalgiris que la nuestra, pero jugando en casa, en el Palacio, y en un partido de Euroliga es una motivación", añadió. También habló Laso de la falta de unificación de horarios en la última jornada.

"Hay treinta partidos y la unificación el último día me parece poca cosa. Puede ser emocionante, pero el que no haga los deberes no se clasificará porque haya unificación o no en la última jornada, no tiene por qué ser definitivo", finalizó Pablo Laso. 

[Más información: Horario internacional y dónde ver el Real Madrid - Zalgiris]