El Real Madrid viaja a Atenas sin presión, pero con la necesidad de volver a ganar para olvidar las últimas dos derrotas. Por el otro lado, el Panathinaikos se juega la vida en su pabellón. El Madrid viaja con la buena noticia de la recuperación de Rudy Fernández, mientras que los griegos quieren lograr el triunfo para poner las cosas más difíciles al Olympiacos, ahora mismo en el noveno puesto. 

Noticias relacionadas

Rudy Fernández ante el Panathinaikos JUANJO MARTIN Agencia EFE

El cuadro merengue tiene asegurada la tercera plaza, y la gran dificultad para intentar asaltar alguno de los dos próximos puestos incita a guardar jugadores y utilizar una mayor rotación. Los griegos van a salir con todo, ya que la temporada pasada los hombres de Pablo Laso les dejaron sin Final Four, además los hombres de Rick Pitino llevan sin perder desde el ocho de febrero. 

Las dos últimas victorias han sido claves para las aspiraciones de los helenos, que derrotaron a dos rivales directos por los puestos altos de la tabla. Tras una primera vuelta desastrosa, el conjunto griego es el cuadro que más en forma está, y seguro que será un rival a batir por todos los equipos que tienen asegurado el factor cancha. Además, el nivel de Calathes y Langford ha aumentado significativamente y su nivel es increíble. 

El Madrid rotará a sus hombres

A pesar de las declaraciones del técnico vasco en las que afirmaba que el Madrid hará todo lo posible por conseguir la victoria, no pondrá en peligro el estado físico de ningún jugador. A pesar de la vuelta de Rudy, es muy probable que Santi Yusta vuelva a entrar en la convocatoria, y Prepelic dará aire en el puesto de base a Campazzo, el jugador con más minutos a sus espaldas, y Sergio Llull

Campazzo ante el Panathianikos JUANJO MARTIN Agencia EFE

Duelo en el juego exterior

Si por algo destacan ambos equipos es por la calidad que atesoran sus hombres exteriores. A la hora de hacer puntos, el duelo está asegurado. Tanto Llull como Jaycee Carroll son de los dos mejores tiradores de Europa, pero tendrán una importante disputa ante Langford y Kilpatrick, que llegó para reforzar al equipo en mitad de temporada. 

No tan anotadores pero con magia en sus manos. Así se presenta la disputa entre Calathes y Campazzo. El base argentino ha bajado sus registros en las últimas semanas, mientras que el heleno disputó en Italia uno de los mejores partidos de esta edición: 27 puntos, 14 asistencias y 8 rebotes. Por dentro el Madrid tiene más superioridad, ya que los jóvenes pívots griegos tendrán que medirse a Tavares y Ayón

[Más información: Laso: "Jugamos sin la presión clasificatoria, pero nuestro ADN es intentar ganar los partidos"]