El Infantil A del Real Madrid campeón de la Mini Copa ACB ha ofrecido el trofeo al Wizink Center. Aprovechando el descanso del encuentro que medía al Real Madrid frente al Baxi Manresa, el pabellón blanco ha dedicado una sonora ovación para las grandes promesas del baloncesto español. El Infantil derrotó al Iberostar Tenerife en la final por 80-68 y demostró una gran superioridad durante todo el fin de semana. 

En el torneo, el equipo blanco superó la fase de grupos con una comodidad inimaginable. Derrotó en el primer choque al Movistar Estudiantes, Divina Seguros Joventut y Valencia Basket. En semifinales llegaba el momento de El Clásico, donde los jóvenes derrotaron por 72-60 a su máximo rival. En la gran final, un último cuarto perfecto otorgó el título al que hasta ese momento había sido el mejor equipo del torneo. 

Todos han saltado a la cancha recibiendo un merecido aplauso. También se ha ofrecido el trofeo de MVP, que cayó en manos del equipo blanco. Un merecido homenaje a un equipo que sigue haciendo historia y sigue dominando un torneo al que ya tiene tomada la medida.