Este domingo, el Real Madrid jugaba su primer partido en la Liga Endesa desde todo lo ocurrido en la Copa del Rey contra el Andorra. Nada más comenzar, se vio que el conjunto blanco estaba enchufado y abrió con un parcial de 0 - 7. Uno de los momentos más importantes de esa racha fue un triple de Sergio Llull, con el que llegó a los 700 durante toda su carrera en ACB.

Noticias relacionadas

Pese a que luego el Andorra consiguió sobreponerse en el marcador, la defensa blanca y su acierto en el apartado ofensivo permitieron que los visitantes se volvieran a colocar con una ventaja que rondaba los diez puntos. Incluso, en el segundo cuarto, la diferencia siguió aumentando hasta los veinte tantos.

Al descanso, el menorquín llevaba tres triples anotados de los cinco intentados. Durante lo que va de temporada, promedia seis tentativas por choque y dos aciertos. Por lo tanto, con veinte minutos restantes, ya ha superado sus estadísticas más habituales.

Llull ha llegado al final de la primera mitad a los once puntos, lo que le deja muy cerca de sus 13,5 tantos por cita. Pese a que está completando una buena actuación, el base internacional español ha tenido problemas físicos desde octubre y desde que se lesionara la rodilla con España hace año y medio, todavía no ha vuelto a su nivel de MVP.

[Más información: Un Madrid decaído quiere recuperar la sonrisa ante el Andorra]