El Real Madrid recibía al Bayern Múnich en la 23º jornada de la Euroliga con el segundo puesto en juego. Con las bajas ya comentadas de Thompkins y las molestias de Randolph, el protagonismo iba a recaer sobre los hombres exteriores. En un encuentro muy intenso, uno de los principales protagonistas iba a ser Deck, que provocaría el estruendo de la afición al ver una de las canastas de la jornada. Un gran triple emulando a su compañero Llull, que felicitó al argentino nada más encestar.

Noticias relacionadas

El gran objetivo de los blancos era ganar, convencer y seguir la estela del líder, pero principalmente asegurar el factor cancha en los playoffs. Tras la derrota injusta de la final de la Copa del Rey, el equipo quería mostrar su mejor cara, y para ello requería del apoyo de su público. Un partido que sin duda será clave para ver cómo queda la clasificación final, ya que los alemanes se jugaban mucho.

Pablo Laso, además confirmó que "el partido después de la Copa siempre es complicado. Es un partido en el que nos jugamos la clasificación matemática para playoffs. Rudy no se ha entrenado porque tiene inflamación del tendón. Veo difícil que juegue. Randolph tampoco ha entrenado por precaución. Trey sigue de baja. Pero el resto están bien. Espero que no pase nada y tener a todos a disposición".

[Más información: Corbalán: "Los errores arbitrales en la Copa fueron por miedo"]