El baloncesto español vive sus días más convulsos desde que el pasado domingo el trío arbitral formado por García González, Pérez Pérez y Jiménez Trujillo dieran la Copa del Rey al Barcelona Lassa con una canasta que no era después de visionar la jugada en el Instant Replay

Noticias relacionadas

Los comunicados de la ACB y la AEBA no solo dejaron insatisfecho al Real Madrid, si no que el enfado del club blanco aumentó y encargó un estudio jurídico para estudiar la viabilidad de abandonar las competiciones nacionales. Además, la entidad presidida por Florentino Pérez quiere que dicho análisis legal se extienda a todas las posibilidades, sin descartar ninguna, que tiene ahora mismo sobre la mesa de cara al futuro. 

El Real Madrid es uno de los once clubes fundadores de la actual Euroliga que tienen licencia A hasta 2025, por lo cual su participación en la competición no depende de los resultados obtenidos en la ACB. Eso sí, según los estatutos, en el artículo 5.3, "todos los clubes participantes deben participar en un campeonato doméstico". 

Polémico tapón de Anthony Randolph EFE

IMG y la ECA necesitan al Madrid en Euroliga

Desde el club blanco no se duda que este escollo se salvaría con la votación a favor de la ECA (Euroleague Commercial Assets), la compañía que organiza la Euroliga y en la que están todos los clubes fundadores. Nadie se imagina la máxima competición continental sin el Real Madrid, ya que el club blanco es el principal referente deportivo y económico. 

IMG (International Management Group), empresa a la que se unió la Euroliga por diez años en 2015, también desea que el Real Madrid continúe a toda costa. El contrato de 872 millones de euros, y en el que se garantizaba más de 360 'kilos' para los clubes, es lo suficiente importante como para perder a su marca más importante.  

Por tanto, el Real Madrid cuenta con que la ECA votaría a favor de su continuidad en la Euroliga si abandonase la ACB tras la consulta que se estudia realizar a los socios del club próximamente. Económicamente, para el club blanco la salida de la asociación presidida por Antonio Martín sería hasta beneficiosa, ya que en la actualidad solo se ingresa un máximo de 700.000 euros por disputar las competiciones nacionales. 

Otros puntos positivos que tendría el Real Madrid a la hora de centrarse únicamente en Euroliga serían la eliminación de los cupos para nacionales y canteranos y una planificación deportiva con más días de descanso. Actualmente, debido a la carga de partidos, la plantilla de Pablo Laso es de 16 jugadores. 

El Real Madrid tiene claro que el futuro pasa por apostar por un crecimiento cada vez mayor de la Euroliga. El club merengue cree que la máxima competición continental debe ser cada vez más fuerte para poder así competir con la NBA. Los datos de asistencia y audiencia demuestran que el aficionado se siente cada vez menos atraído por las competiciones nacionales y más por una Euroliga que ha ganado en repercusión desde su cambio al actual formato. 

La Euroliga necesita al Real Madrid y viceversa, por este motivo se da por segura la continuidad del equipo más laureado de Europa independientemente de la decisión que tome finalmente sobre su continuidad en una ACB que vive la mayor crisis desde su creación en 1983.

[Más información: Felipe Reyes y Campazzo, sancionados con 1.000 euros por los incidentes tras la final de Copa]