Campazzo, a la espera del árbitro en la final de la Copa del Rey

Campazzo, a la espera del árbitro en la final de la Copa del Rey EFE

Baloncesto COPA ACB

Así funciona el Instant Replay: el VAR del baloncesto que manchó la Copa del Rey

El pasado domingo, el FC Barcelona se llevó la Copa del Rey gracias a una decisión equivocada de los árbitros tras usar el videoarbitraje.

El 17 de febrero de 2019 se recordará durante muchos años como la fecha en la que el Instant Replay vivió su momento más negro. Después de una final de la Copa del Rey vibrante en la que Real Madrid y Barça compitieron a su máximo nivel, los árbitros cometieron el error más grave de las últimas décadas en España. Pero, ¿cómo funciona realmente esta herramienta?

Usos del Instant Replay en la Liga ACB

En orden cronológico, la primera jugada que suscitó la polémica fue la falta no pitada de Anthony Randolph sobre Chris Singleton. En caso de haber señalado falta los colegiados, sí hubiera sido posible la revisión por parte del Instant Replay, pero como el partido continuó, la opción de usar el videoarbitraje desapareció. Una vez anotó Carroll el tiro adicional con el que dio ventaja al Madrid, ya no se podía volver al contraataque del ala-pívot americano.

El momento que se va a quedar tatuado en la memoria de los aficionados al baloncesto en este país es el supuesto tapón ilegal de Randolph a Ante Tomic. Los árbitros sí utilizaron la repetición en ese momento, y tras varios segundos de deliberación, llegaron a la conclusión errónea y le regalaron la Copa al conjunto catalán.

Polémico tapón de Anthony Randolph

Polémico tapón de Anthony Randolph EFE

Sin embargo, la ACB dejó claro a principio de temporada que, más allá de la revisión de las jugadas a menos de dos minutos del final, se habían añadido nuevos supuestos. Por ejemplo, cada entrenador tiene la posibilidad de pedir una vez el uso del Instant Replay. En caso de acertar, tendría una nueva oportunidad. Esto se indicaría mediante un dispositivo de color azul- si no se hubiera pedido la repetición- o blanco- si la petición hubiera sido exitosa-.

Otro supuesto es que si se señala una falta y los colegiados dudan del grado de esta, pueden acudir a las pantallas para decidir si es una infracción normal o antideportiva. Este fue el caso de Randolph al final del tiempo reglamentario y por qué no entró el videoarbitraje cuando evitó a Singleton anotara al contraataque.

Tras la final, queda claro que no es un problema del sistema implantado tanto en Liga Endesa, como en Copa del Rey o Euroliga, sino que los árbitros no fueron capaces de hacer justicia.

[Más información: Por qué el Madrid tiene motivos para quejarse a la ACB por los arbitrajes]