El presidente de la ACB, Antonio Martín, ha valorado la polémica de la final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el Barcelona, disputada en el WiZink Center este domingo 17 de febrero. La victoria y el título fue para los de Pesic después de una última acción que dejó en entredicho la transparencia en el arbitraje, sobre todo porque los colegiados tenían a su disposición el Instant Replay y se equivocaron flagrantemente. 

Noticias relacionadas

El equipo blanco forzó la prórroga gracias a una canasta en el último segundo de Sergio Llull. La tensión era máxima y otra vez se decidió todo en el suspiro final del partido entre los eternos rivales. Anthony Randolph cogió un rebote que los colegiados debieron interpretar como 'tapón ilegal' y, por tanto, dieron los dos puntos al Barcelona, con los cuales conseguía así proclamarse campeón de la Copa del Rey.

Antonio Martín reconoce los errores arbitrales en la final de la Copa del Rey, pero admitiendo esto evita tener que apuntar únicamente en la dirección de la acción protagonizada por el madridista Randolph. Así, el presidente de la ACB ha señalado que "es evidente que han existido varios errores arbitrales graves al final del partido".

El Instant Replay ha sido puesto en entredicho desde el final del encuentro, pero Martín ha querido poner de relieve que es una herramienta muy útil, en especial para que los seguidores puedan conocer en riguroso directo aquellas jugadas que los árbitros revisan, así como sus decisiones sobre ellas. Sin embargo, no admite que se hizo un pésimo uso de ello y tampoco aclara por qué solo los árbitros decidieron ver dos de las once tomas disponibles.

"Por primera vez hemos puesto a disposición de todo el mundo la imagen del Instant Replay y por tanto toda la actuación en referencia a la jugada es pública y los aficionados han podido ver en directo exactamente lo que han revisado y la decisión que han tomado los árbitros. Por otro lado, también ha habido acciones que por reglamento no se pueden revisar por el Instant Replay y en las que no debería caber el error", ha comentado el máximo dirigente de la ACB.

Estas acciones que "por reglamento" no pueden ser revisadas son, por ejemplo, la falta no señalada sobre Singleton. Esta no pudo revisarse mediante el Instant Replay ya que en un primer momento el trío arbitral no consideró que hubiese falta -conoce cómo funciona el Instant Replay-. El partido continuó y por ello la herramienta no pudo ser utilizada. Si se hubiese pitado la falta, los árbitros podrían haberla usado para considerar si era una falta normal o una antideportiva.

Antonio Martín ha asegurado que cada vez cuentan "con más avances tecnológicos" y que estos deben usarse "de la manera más adecuada para ayudar al estamento arbitral y tomar las decisiones correctas", eso sí "siempre sabiendo que se ha de convivir con el error humano". "Mejorar de forma relevante este aspecto y en la formación técnica de manera continuada durante toda la temporada es una prioridad para nosotros en los próximos meses, y lo vamos a hacer conjuntamente con el colectivo arbitral", ha añadido.

Para finalizar, Antonio Martín ha querido sacar pecho por el "éxito organizativo" de la final de la Copa del Rey de baloncesto en Madrid. "Un éxito organizativo con un excelente nivel deportivo, las mejores retransmisiones televisivas que hemos vivido en la historia de la competición y ocho aficiones volcadas con un gran ambiente", ha afirmado el presidente de la ACB.

Los árbitros entonan el 'mea culpa'

Los Árbitros Españoles de Baloncesto Asociados (AEBA) han querido también hacer pública su visión de lo acontecido. La AEBA reconoce "la existencia de errores graves en el final del partido", al igual que Antonio Martín. Pero, además, señalan que aceptarán y acatarán "las decisiones que pueda tomar al ACB en relación a dichos errores".

Por otro lado, trasladan a la ACB su "total disposición" para continuar con la colaboración para su "formación técnica continua" a lo largo de la temporada para "l mejor arbitraje posible". Para finalizar también añaden que expresan su "máxima confianza en el colectivo arbitral".

Después de señalar los puntos más calientes, la AEBA ha querido destacar que los colegiados españoles "están al más alto nivel técnico" del mundo y que ello es "reconocido internacionalmente en todos los torneos y campeonatos" a los que han asistido. Pero esto no impide que se cometan errores porque siguen siendo "humanos". "Errores que nos duelen y afectan y por ello trabajamos y seguiremos haciéndolo cada semana para tratar de evitarlos", apunta en el comunicado.

Además, se muestran dolidos "como amantes" del baloncesto que son por estar "en todos los medios por esta circunstancia y ser culpables de ello". "Nos afecta, porque respetando a cada Club, equipo y aficionado, detrás de cada error hay un árbitro que es persona y que sufre como el que más, el error cometido", han añadido los colegiados.

Para acabar, los árbitros muestran su deseo "de manera sincera" de que los errores en la final entre el Real Madrid y el Barcelona "nunca" vuelvan a ocurrir para así poder "disfrutar de aquello que nos une".

[Más información: El Real Madrid denuncia los errores arbitrales de las dos últimas Copas]