El Real Madrid ha ganado una complicada final de Minicopa Endesa contra el Iberostar (80-68). De esta manera, se vuelve a confirmar el gran dominio de la cantera blanca sobre el resto de clubes españoles. Esta es la séptima ocasión consecutiva en la que los madridistas se han llevado el trofeo a casa.

Noticias relacionadas

El Real Madrid, campeón de la Minicopa ACB

En el primer cuarto, el Madrid empezó a demostrar su superioridad. El juego rápido en transición y el movimiento continuo del balón se mostraron mucho más efectivos por la fatiga de los jugadores tinerfeños.

Durante esos primeros diez minutos, la ventaja en el marcador de los merengues crecía paulatinamente. Una vez se llegó al segundo cuarto, la diferencia volvió a aumentar hasta los 15 puntos a favor de los madrileños, sin embargo los canarios no se dejaron ir. Al descanso, el porcentaje de triples del Iberostar era superior, pero al final, el índice de lanzamientos generales anotados favorecía al Madrid que acabó con ventaja los primeros 20 minutos.

El Real Madrid, campeón de la Minicopa ACB

La segunda parte decidió el partido

En cuanto comenzó el tercer cuarto, el Tenerife fue recuperando terreno. Pasaron de los ocho puntos de diferencia a prácticamente el empate -llegaron a estar a dos puntos-. Se encadenaron varios fallos del conjunto blanco con canastas fáciles de los rivales. Sin embargo, ese conato de remontada no iba a durar mucho.

Una vez comenzó el último periodo, los isleños volvieron a intentarlo, pero a partir del 65-63, los madridistas tuvieron un parcial de nueve puntos consecutivos que prácticamente decidió el resultado del partido y el torneo.

El Real Madrid, campeón de la Minicopa ACB

El jugador más destacado de la final fue Abdou Ndiaye. El número '9' merengue no solo anotó 22 puntos, sino que también capturó 17 rebotes en fase defensiva para un total de 20. Por parte de los canarios, el más destacado fue Raúl Fariña, con 17 tantos.

[Más información: El Real Madrid baja de la nube al Joventut y se pide una Copa en casa]