El partido entre el Real Madrid y el Barcelona de la final de la Copa del Rey ha sido de lo más emocionante. Ambos conjuntos se han peleado por el título hasta el último minuto. Con esta situación, el equipo blanco ha llegado a la última jugada del partido, dos puntos por debajo, y todo ha quedado en las manos de Sergio Llull.

Noticias relacionadas

El balear ha sido el protagonista al llevar el partido a la prórroga. Llull ha anotado la canasta que empataba a 77 el encuentro y hacía que se tuvieran que jugar cinco minutos para conocer qué equipo se proclamaba campeón.

[Más información: El triplazo de Llull al Barcelona Lassa que ha levantado al WiZink Center]